Pareja de indios nativos americanos fueron los ganadores de $316.3 millónes en sorteo de Powerball de principios de enero

"Cualquiera puede ganar...", aseguró Tammy Webster quien laboraba en Walmart; el premio sorteado el 5 de enero es el séptimo más grande la historia del Powerball

Los sorteos del Powerball son muy populares.
Los sorteos del Powerball son muy populares.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Una pareja de nativos americanos de Wisconsin ganó $316.3 millones en el sorteo del Powerball realizado a  principios del mes pasado.

En días recientes, Tammy y Cliff Webster reclamaron el premio por el boleto que compraron en Jackson Pointe Citgo, en Green Bay. El matrimonio optó por la opción en efectivo de $225.1 millones en lugar de los pagos anuales. Tras cumplir con el pago de $54 millones en impuestos federales y $17.2 en estatales, fueron acreedores de $153.9 millones.

La Lotería de Wisconsin informó que el sorteo se realizó el 5 de enero y los números ganadores fueron: 6, 14, 25, 33, 46, y el Powerball 17. En esa tirada hubo otro ganador en California para el que se dividió el premio mayor de $632.6 millones.

El monto es el séptimo más grande en la historia del Powerball.

“Nosotros estamos sinceramente agradecidos por este increíble evento”, indicó Tammy según citada por NBC 26. “Nosotros siempre creímos que teníamos el chance de ganar si jugábamos y esto es un sueño hecho realidad”.  “Cualquiera puede ganar. Solo sé agradecido por lo que tienes y sé feliz, y tal vez las cosas llegarán…”, añadió la mujer en un video de la Lotería de Wisconsin.

Cliff fue quien verificó los números y no podía creer lo que estaba corroborando.

“Ella estaba en la silla reclinable mirándome, y le grité que ganamos, y yo no podía creerlo. Es increíble. Tú no sabes qué hacer. 4:30 de la mañana, gritando. Fue uno de los momentos más felices de mi vida”, relató el hombre.

Los Websters son de origen indígena. Tammy es mitad Oneida y mitad  Sioux, mientras que Cliff es de la tribu Oneida. Ambos son miembros de la Nación Oneida.  

La estación de gasolina que vendió el boleto, localizado en 2710 Packerland Drive, recibió un incentivo de  $100,000.

La gerente del negocio dijo que Cliff es un cliente regular.

“Nosotros estamos muy felices porque ellos vienen aquí frecuentemente y trabajan en el vecindario”, dijo Kristy Sommers. “Sí, nosotros los hemos visto venir a él de vez en cuando, agarrando sus boletos ganadores, o cualquier tiquete de lotería o tal vez un sándwich o algo de lo que preparamos en nuestro deli”, recordó la mujer.

Por un mes, Sommers era cuestionada constantemente sobre si alguien había venido a reclamar el premio

“Ahora las cosas van a estar más calmadas porque no vamos a tener que manejar toda esa emoción más. Era una cosa diaria. Todo el que venía a comprar boletos de lotería preguntaba si sabíamos quién era el ganador”, añadió Sommers.  

Te puede interesar:

Veterano hispano del Ejército de EE.UU. que llevaba jugando la lotería por dos décadas, cambió la técnica y ganó el Mega Millions