Alcalde Adams va a Albany a pedir ayuda legislativa para combatir el crimen en NYC

El mandatario se reunió con los líderes del Senado y la Asamblea para abogar por cambios en las leyes de fianzas y aumento de la edad penal, pero la postura de la Legislatura se mantiene en no dar reversa

Alcalde Eric Adams en su visita a Albany
Alcalde Eric Adams en su visita a Albany
Foto: Flickr Alcalde Adams / NYC Mayoral Office

El alcalde de Nueva York Eric Adams, quien hace unas semanas anunció su plan para reducir la criminalidad en la Gran Manzana, se reunió este lunes con los líderes de la Legislatura Estatal en Albany, para pedir ayuda al Gobierno estatal con cambios en algunas leyes de la reforma al sistema judicial, que asegura han aumentado la ola de violencia que azota a la ciudad.

Adams sostienen que las leyes de reforma a las fianzas, aumento de la edad de responsabilidad penal y descubrimiento de antecedentes penales, han puesto en la calle a personas peligrosas que han terminado delinquiendo, señalamiento que defensores dicen no se basa en la realidad, pues solo el 4% de liberados sin fianza han vuelto a reincidir y ser arrestados.

Aunque las conversaciones con la líder de la mayoría del Senado Andrea Stewart-Cousins, y el presidente de la Asamblea Carl Heastie, transcurrieron de manera amistosa, según lo manifestaron los propios políticos, y quedó abierto el compromiso de seguir sosteniendo nuevas conversaciones para buscar herramientas que ayuden a reducir la ola delincuencial en los cinco condados, Albany se ha mantenido en defender las reformas hechas a las leyes.

Tras su jornada en la capital del estado, Adams aseguró que tiene claro que lo del lunes apenas es el comienzo de los diálogos con Albany, donde espera que su clamor sea oído de alguna manera. Sin embargo advirtió que si no recibe la ayuda que pide, con el cambio de las leyes (vistas por los defensores como un acto de justicia con comunidades pobres y rezagadas), le será más difícil devolverle la seguridad a la Ciudad, pero trabajará para cumplir con esa obligación.

“Compartí mis pensamientos, ellos compartieron sus pensamientos y fue un diálogo muy saludable… nos concentraremos en hacer lo que podamos para mantener segura nuestra ciudad”, dijo el Alcalde neoyorquino. “Si ellos me ayudan con esto, creo que podemos hacer más cosas, pero si no me ayudan con las cosas que destaqué en mi plan de seguridad, todavía tengo la obligación de mantener segura a la ciudad”.

Listo para actuar sin ayuda de Albany

Tras su encuentro con los líderes de Albany, al igual que otros políticos estatales, Adams dio su palabra a los neoyorquinos de que no dejará que la ciudad siga con la criminalidad rampante, y que si Albany no lo apoya con lo que pide, está preparado.

“Por eso implementé la Unidad anti-armas, por eso vamos a asegurarnos de seguir a las cortes para que combatan el crimen… no puedo darme la vuelta y decir: ‘como no me ayudaron de diferentes partes, entonces por eso ahora es que la ciudad está así. No, eso no lo acepto”, dijo el mandatario, agregando: “Mi trabajo es mantener a los neoyorquinos seguros, es mi trabajo. Si recibo ayuda de otros lugares, está bien, pero sin esa ayuda todavía tengo que asegurar que los neoyorquinos estén seguros y no voy a usar ninguna excusa. Vamos a tener una ciudad segura”

Adams fue insistente en pedir que los legisladores consideren modificar la reciente ley de reforma de fianzas del estado, permitiendo que los jueces tengan más flexibilidad para retener a alguien antes del juicio, basado en la percepción de amenaza a la seguridad pública, algo que defensores consideran abriría de nuevo la puerta a abusos y discriminación entre pobres, latinos y negros.

Tenemos que asegurarnos de cerrar los vacíos en la ley que permiten que gente peligrosa esté en las calles. Estamos usando este tiempo para identificar todo lo que está mal en el sistema de justicia penal, y más que eso, y precisamente eso es lo que mi plan contra la criminalidad señala”, dijo Adams.

El mandatario mencionó que en sus conversaciones con Albany, además de hablar de seguridad, habló sobre Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, cuidado infantil universal, préstamos y otros asuntos. “Hay tantos problemas que tenemos que analizar que tengo que navegar hasta aquí. Así es como se hace”, dijo Adams.

Legisladores no darán un paso atrás

La líder del Senado aseguró que la conversación con el Alcalde fue positiva, pero dejó ver que aunque hay que buscar soluciones a la criminalidad, mover hacia atrás las leyes que pide Adams no es el plan.

“Tenemos que reconocer que tenemos mucha preocupación claramente sobre crimen y que el aumento del crimen es un problema nacional, pero sabemos que hemos hecho cosas importantes en la reforma al sistema criminal, y sabemos que tenemos que continuar buscando hacer que el sistema sea mejor, en el contexco del COVID, en el contexto de la proliferación de armas y el contexto de cosas que sabemos que tenemos que hacer para mantener segura a Nueva York”, dijo Stewart-Cousins.

Entre tanto, Heastie indicó: “La conversación no fue sobre acuerdos o sobre desacuerdos. Sabemos que tenemos trabajo que hacer con el Alcalde, y sobre cómo trabajar juntos. Tenemos el mismo objetivo de mantener la ciudad segura y tenemos que tener conversaciones”.

Tras su visita, la asambleísta Latrice Walker, de Brooklyn, le pidió al Alcalde que en vez de solicitar que se reviertan las leyes de reforma penal, invierta en la prevención de la violencia.

“Hoy le estamos diciendo a nuestro alcalde que, en lugar de querer revertir una política exitosa con respecto a la justicia penal, necesitamos que invierta más recursos en los mismos servicios para que la reforma de la fianza sea un éxito aún mayor”, dijo la política.

La organización Legal Aid Society agradeció que los líderes de la Legislatura han manifestado su rechazo a los cambios regresivos a la reforma de la fianza y el aumento de la edad penal, y aseguró que esos cambios no deben moverse.

“Agregar una disposición de peligrosidad al estatuto de fianza existente solo haría circular a más neoyorquinos negros y latinos a través de nuestro sistema legal penal roto y punitivo, alimentando el encarcelamiento masivo. Regresar a un sistema en el que Nueva York encarcela a más jóvenes no funcionará porque nunca redujo el crimen ni benefició la seguridad pública en los 100 años antes de que se aprobara la reforma Raise the Age o la fianza”, dijo Legal Aid, a través de un comunicado.

“Los legisladores de Albany, en respuesta a los gritos de sus electores por una acción inmediata, hicieron bien en introducir cambios radicales en un sistema que históricamente no ha logrado reducir el crimen y la reincidencia. Legal Aid Society se solidariza con la líder de la mayoría en el Senado, Andrea Stewart-Cousins, el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, y otros legisladores que dan prioridad a las comunidades sobre las jaulas y las respuestas apropiadas para la edad de los adolescentes”, agregaron.