Cómo el café promueve una vida más larga

Beber café todos los días puede ayudarte a vivir más tiempo. No solo puede reducir el riesgo de distintas enfermedades crónicas, también puede retrasar su progresión y riesgo de muerte por dicha causa

Los polifenoles del café pueden actuar como antioxidantes para reducir el estrés oxidativo dañino y la inflamación de las células
Los polifenoles del café pueden actuar como antioxidantes para reducir el estrés oxidativo dañino y la inflamación de las células
Foto: Lisa Fotios / Pexels

El consumo diario de café promueve la longevidad. El café proporciona beneficios para la salud a corto y largo plazo, desde aumento de energía, mejorar la concentración y el estado de alerta, hasta prevención y control de enfermedades como el cáncer.

La cafeína no es el único compuesto activo del café, sus polifenoles pueden actuar como antioxidantes para reducir el estrés oxidativo dañino y la inflamación de las células.

Menor riesgo de accidente cerebrovascular y muerte por enfermedad cardíaca

Beber hasta tres tazas de café al día se asocia con un menor riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca mortal, según un estudio presentado en el Congreso ESC 2021 y por la Sociedad Europea de Cardiología.

El estudio incluyó a 468,629 participantes del Biobanco del Reino Unido. En comparación con los no bebedores de café, el consumo de leve a moderado se asoció con un 12% menos de riesgo de muerte por cualquier causa, un 17% menos de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y un 21% menos de riesgo de accidente cerebrovascular.

Menor riesgo de muerte después de un ataque cardíaco

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) compartió los resultados de un estudio que encontró que los sobrevivientes de un ataque cardíaco que bebieron una taza de café al día redujeron su riesgo general de muerte en un 22% en comparación con las personas que no bebían café con regularidad.

Reduce el riesgo de algunos tipos cáncer y de muerte por dicha enfermedad

La Sociedad Americana Contra el Cáncer señala que hay diversos estudios que el café puede reducir el riesgo de cáncer de hígado, cancer de cabeza y cuello, cáncer colorrectal y cáncer de mama. También se ha asociado con un menor riesgo de cáncer de próstata, como comparte un estudio de 2011 publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer.

El café tiene cientos de compuestos biológicamente activos entre los que se incluyen cafeína, flavonoides, lignanos y otros polifenoles. Las investigaciones revelan que estos y otros compuestos del café inhiben el daño celular, regulan los genes involucrados en la reparación del ADN, tienen propiedades antiinflamatorias y también pueden inhibir la metástasis.

El consumo de café también puede ayudar a retrasar la progresión y muerte prematura por cáncer. Un estudio de 2020 publicado en JAMA Oncology en el que participaron pacientes con cáncer colorrectal metastásico asoció el consumo de café diario con una supervivencia más prolongada y un menor riesgo de que el cáncer empeore.

Reduce el riesgo de diabetes

Si bien la ingestión de cafeína puede aumentar el azúcar en sangre a corto plazo, la Escuela de Salud Pública de Harvard señala que los estudios a largo plazo han demostrado que los bebedores habituales de café tienen un riesgo menor de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con los no bebedores.

Los polifenoles y minerales como el magnesio en el café pueden mejorar la efectividad del metabolismo de la insulina y la glucosa en el cuerpo”, explica Harvard.

Un estudio de 2009 publicado en Diabetologia señala que el consumo diario total de al menos tres tazas de café redujo el riesgo de diabetes tipo 2 en aproximadamente un 42%.

Menor riesgo de depresión

El café puede reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo; también está asociado con un menor riesgo de depresión.

Menor riesgo de Alzheimer y Parkinson

Beber café también se relaciona con un menor riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer en adultos mayores, según una revisión del Journal of Alzheimer’s Disease. También está asociado con un menor riesgo Parkinson.

El café se considera una bebida saludable cuando se consume con moderación y sin azúcar. El café sin filtrar contiene sustancias que elevan los lípidos en comparación con el café filtrado. Mientras que alto consumo de azúcar favorece la inflamación y aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Te puede interesar:
Dos o tres tazas de café al día pueden reducir el colesterol en sangre, revelan científicos
El consumo de café puede ofrecer cierta protección contra el COVID, según estudio
Cambiar los ultraprocesados y carne roja temprano en tu vida podría sumarte diez años de vida, según nueva investigación