Escándalo por fraude y abuso millonario: FBI acusó a ex jefe sindical de sargentos NYPD Ed Mullins; se declaró “no culpable” y salió con fianza $250,000

El ex líder sindical NYPD Ed Mullins se entregó ayer a los funcionarios del FBI y se declaró "no culpable" de fraude millonario. Salió con una fianza de $250,000 dólares y sus movimientos quedaron limitados al área sur del estado Nueva York

NYPD es el cuerpo policial más grande de EE.UU.
NYPD es el cuerpo policial más grande de EE.UU.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Ed Mullins, ex presidente del poderoso sindicato Asociación Benevolente de Sargentos (SBA) de la policía de NYC, se declaró “no culpable” tras entregarse ayer, en medio de acusaciones del FBI de fraude millonario a las finanzas de esa institución gremial.

Mullins, de 60 años, supuestamente malversó cientos de miles de dólares del sindicato para financiar su “estilo de vida lujoso”, dijeron funcionarios federales ayer. Fue acusado de cobrar al gremio cientos de comidas personales de lujo desde 2017 y también de usar las cuotas de los miembros para pagar joyas, ropa, electrodomésticos y la universidad de un pariente.

“Como se alega, Edward Mullins, el expresidente de la SBA, abusó de su posición de confianza y autoridad para financiar un estilo de vida lujoso que fue pagado con las cuotas mensuales de los miles de trabajadores sargentos de la policía de Nueva York”, dijo el Fiscal Federal para el Distrito Sur, Damian Williams.

En total, desde 2017 Mullins presentó más de $1 millón de dólares en informes de gastos, la mayor parte de los cuales supuestamente fueron ilegales, resumió New York Post.

Mullins se entregó ayer por la mañana a los funcionarios del FBI, casi cinco meses después de que los agentes allanaran su casa y las oficinas sindicales. Se declaró “no culpable” en la corte federal de Manhattan el miércoles por la tarde y guardó silencio mientras salía del juzgado con una fianza de $250,000 dólares. Sus movimientos quedaron limitados al área sur del estado Nueva York.

Las autoridades federales alegan que Mullins presentó informes de gastos falsos para obtener reembolsos de las cuotas de los miembros del sindicato a través de la cuenta de gastos de la SBA. Además de hacer que el sindicato pagara la factura de sus comidas personales, al parecer también infló el costo de los recibos y se embolsó el resto, alegan los federales.

El escándalo comenzó el 5 de octubre de 2021, cuando se vio a agentes del FBI transportando cajas de documentos de la residencia de Mullins en Port Washington (Long Island) y en Worth Street, en el Bajo Manhattan. Horas después el entonces polémico detective renunció presionado como líder de la SBA y solicitó la jubilación en NYPD.

La Junta Directiva de SBA le pidió a Mullins la renuncia apenas trascendió que era objeto de una investigación federal sobre un presunto uso indebido de las finanzas del sindicato, que representa a unos 13,000 sargentos NYPD activos y retirados y controla un fondo de jubilación de $264 millones de dólares. Es el segundo sindicato policial más grande de NYC y el 5to a nivel nacional.

Se había unido al departamento el 25 de enero de 1982 y asumió el liderazgo sindical en 2002. Ganó $133,000 dólares en 2020, según muestran los registros. Mullins fue un crítico frecuente del alcalde Bill de Blasio y del liderazgo de la policía de Nueva York bajo su gobierno. En cambio, fue partidario de Donald Trump y lo visitó en la Casa Blanca en febrero de 2020.

El congresista Ritchie Torres -a quien siendo concejal Mullins lanzó insultos homofóbicos en 2020 por apoyar el recorte de fondos a NYPD- se mostró satisfecho con su caída en el otoño.