“Avión del juicio final” de Estados Unidos es visto realizando misión de entrenamiento tras amenaza de armas nucleares de Rusia

El "avión del juicio final", resistente a las bombas nucleares, realizó una breve misión de entrenamiento poco después de que Putin anunciara que pondría las fuerzas nucleares de su país en alerta máxima

La aeronave puede permanecer en el aire durante días y está diseñada para soportar el pulso electromagnético de una explosión nuclear.
La aeronave puede permanecer en el aire durante días y está diseñada para soportar el pulso electromagnético de una explosión nuclear.
Foto: Jacquelyn Martin-Pool / Getty Images

El “avión del juicio final” de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, resistente a las bombas nucleares, fue visto este lunes sobrevolando estado de Nebraska horas después de que Vladimir Putin aumentara la preparación de las fuerzas nucleares rusas, según informes de prensa.

Durante una breve salida de cuatro horas, el “avión del día del juicio final” fue acompañado por varios aviones de alerta temprana utilizados para rastrear misiles balísticos, según informó el sitio de noticias británico iNews.

Los sitios web de rastreo de vuelos militares mostraron que el Boeing 747 modificado, con el indicativo “GORDO15”, había despegado de una base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Nebraska, según recoge el medio. 

Los sitios web de seguimiento de vuelos sugirieron a primera hora del martes que el mismo avión GORDO15 se estaba preparando para un segundo vuelo consecutivo más tarde.

Centro de control aéreo en caso de conflicto nuclear

El “avión del juicio final”, un Boeing 747 modificado llamado Boeing E-4B, forma parte de una flota de aviones denominados Nightwatch que el Ejército estadounidense mantiene desde la década de 1970 con el propósito específico de proporcionar una base aérea, o salas de guerra voladoras, para que el secretario de defensa estadounidense y el personal militar de alto rango puedan realizar operaciones durante una guerra nuclear.

Los aviones son teóricamente capaces de sobrevivir a un ataque nuclear, además de los efectos del pulso electromagnético. Esto se debe a que el avión de 200 millones de dólares está equipado con un anticuado equipo analógico, en lugar de un moderno equipo digital, según reporta Live Science.

Además, los aviones son capaces de repostar en el aire, y solo necesitan descender para lubricar el motor una vez a la semana.

El E-4B en Maryland. (Foto: Chip Somodevilla/Getty Images)

El Pentágono no responde

A pesar de que los vuelos de entrenamiento del “avión del juicio final” coincidan con la escalada de tensiones con rusia, no está claro si la misión del lunes fue una respuesta directa a la orden de Putin.

El mismo medio británico asegura haber contactado al Pentágono y afirmó que no respondieron a su petición de que explicaran si existía una conexión entre los vuelos de prueba con el anuncio hecho el pasado domingo por el presidente ruso de que ponía a las “fuerzas de disuasión” de su país en un “modo especial de servicio de combate”.

Tampoco existen indicios de que el presidente estadounidense Joe Biden estuviera en el avión el lunes, que iba acompañado de dos aviones Cobra Ball.

Con información de DW.


También lee:
· China pidió a Rusia que retrasara la guerra en Ucrania hasta después de los Juegos Olímpicos de Invierno, según funcionarios estadounidenses
· ¿Quién es Olena Zelenska? De escritora de comedia a primera dama de Ucrania
· Avance de convoy ruso hacia Kiev queda estancado por resistencia ucraniana, informa el Pentágono