La inflación en 2022 en EE.UU. será peor de lo que se esperaba, según Goldman Sachs

Un nuevo informe de Goldman Sachs advierte que la inflación este año será peor de lo que se temía; la invasión rusa de Ucrania es un factor que puede hacer hace que los precios de la energía se disparen y que las cadenas de suministro se interrumpan

Para Goldman Sachs en 2022 seguiremos padeciendo de aumentos inflacionarios importantes.
Para Goldman Sachs en 2022 seguiremos padeciendo de aumentos inflacionarios importantes.
Foto: Pexels

Un nuevo informe de Goldman Sachs al que CNN tuvo acceso advierte que es posible que la inflación se mantenga al rojo vivo en Estados Unidos, por lo que no se espera que se enfríe tanto como muchos esperaban.

El panorama de la inflación empeoró este invierno, como esperábamos, y ahora se cuestiona cuánto mejorará este año”, dice el reporte.

Con este marco de referencia Goldman Sachs elevó sus previsiones de inflación básica del PCE, que es la medida de precios preferida por la Reserva Federal (Fed), misma que espera que se desacelere hasta el 3.7% a finales de este año.

La cifra representa un salto con respecto a la previsión anterior de Goldman del 3.1%, y casi el doble del objetivo de la Fed del 2%.

En lo que se refiere a las previsiones al precio del consumidor, que subieron en enero un 7.5% anualizado y que registraron récords no vistos desde 1982, la institución financiera espera que disminuyan al 4.6% a finales de 2022 y al 2.9% a finales de 2023.

Según el reporte: “El repunte inicial de la inflación podría haber durado lo suficiente y haber alcanzado un pico lo suficientemente alto como para elevar las expectativas de inflación de forma que se retroalimenten en la fijación de los salarios y los precios”.

También se advierte que las previsiones de inflación podrían alcanzar “muy altos niveles” si la invasión rusa de Ucrania hace que los precios de la energía se disparen o que se interrumpan las cadenas de suministro, añadió Goldman.

Los economistas del banco también mostraron preocupación por la combinación de las elevadas expectativas de inflación y la solidez del mercado laboral que predomina, pues “amenazan con desencadenar una espiral moderada de precios y salarios”.

Con las nuevas previsiones de inflación, Goldman espera subidas constantes de las tasas de interés en las siete reuniones restantes de la Fed este año. Y no descarta una subida de la tasa adicional para el próximo año, con lo que el total de 2023 será de cuatro.

La institución también ha dicho que los precios de energía derivado del conflicto en Ucrania, probablemente impulsarán la inflación en la zona euro a un nuevo máximo en mayo.

Goldman Sachs elevó su previsión de inflación al 6.5% en mayo, antes de que disminuya al 5.4% en la zona para finales de año.

También te puede interesar:

Inflación va para largo, hasta mediados de 2023 según CEOS globales
Ingresos personales y gastos por consumo aumentan en enero gracias a salarios más altos en EE.UU.
Precios se disparan en Estados Unidos; baja popularidad de Biden, pero él defiende “progreso”