Rusia-Ucrania: Cómo sería una guerra nuclear y porqué debe ser evitada a toda costa

Una simulación realista en video, basada en estadísticas, muestra la devastación que enfrentaría el mundo ante una guerra nuclear

Una guerra nuclear podría acabar con la vida de millones de personas.
Una guerra nuclear podría acabar con la vida de millones de personas.
Foto: Pixabay / Pexels

La onda de choque y el calor que crea la detonación de una sola arma nuclear pueden acabar con la vida de millones de personas de inmediato. Pero aún mayor es la devastación que seguiría a una guerra nuclear

El actual conflicto entre Rusia y Ucrania ha reabierto el debate del uso de las armas nucleares, luego de que los ejércitos de estas dos naciones se enfrentaran en la Planta Nuclear de de Zaporizhia; si hubiera habido una explosión, la catástrofe hubiera sido 10 veces más grande que la de Chernóbil.

Por su parte, Estados Unidos fue visto el lunes pasado sobrevolando estado de Nebraska con el conocido “avión del juicio final” de las Fuerzas Aéreas, resistente a las bombas nucleares, después de que Vladimir Putin aumentara la preparación de las fuerzas nucleares rusas.

La devastación de una guerra nuclear

La primera razón de la preocupación de una guerra nuclear es la lluvia radiactiva. El polvo radiactivo de las bombas que detonan se eleva a la atmósfera y se esparce por grandes áreas del mundo desde donde cae y provoca niveles letales de radiación.

La segunda razón es menos conocida. Pero esta consecuencia, el ‘invierno nuclear’ y la hambruna mundial que le seguiría, ahora se cree que es la consecuencia más grave de la guerra nuclear.

Esta simulación realista, basada en estadísticas, está dividida en 3 etapas: Guerra Nuclear, Radiación Nuclear, e Invierno Nuclear. Mira este video para descubrir qué le pasará al mundo durante cada una de esas etapas.

Las ciudades que son atacadas por misiles nucleares arden con tal intensidad que crean su propio sistema de viento, una tormenta de fuego: el aire caliente sobre la ciudad en llamas asciende y es reemplazado por aire que se precipita desde todas las direcciones. Los vientos huracanados avivan las llamas y crean un calor inmenso. 

De esta tormenta de fuego, grandes columnas de humo y hollín se elevan por encima de las ciudades en llamas y viajan hasta la estratosfera. Allí se esparce por todo el planeta y bloquea la luz del sol. A esa gran altura, muy por encima de las nubes, no puede llover, lo que significa que permanecerá allí durante años, oscureciendo el cielo y, por lo tanto, secando y enfriando el planeta.

Cuántas armas nucleares tiene Rusia y el resto de potencias atómicas?
Fuerzas nucleares mundiales. (Imagen: LA RAZÓN)

Se espera que el invierno nuclear que seguiría a una guerra nuclear a gran escala conduzca a descensos de temperatura de 60 a 86 ° F en muchas de las regiones agrícolas del mundo, incluida gran parte de Eurasia y América del Norte. El invierno nuclear provocaría una ‘hambruna nuclear’. La producción mundial de alimentos fracasaría y miles de millones de personas morirían de hambre.

Estas consecuencias (la lluvia radiactiva y el invierno nuclear que lleva a la hambruna) significan que la destrucción causada por las armas nucleares no se limita al campo de batalla. No solo dañaría al país atacado. La guerra nuclear devastaría a todos los países, incluido el atacante. 

La posibilidad de una devastación global es lo que hace que la perspectiva de una guerra nuclear sea tan aterradora. Y también es por eso que las armas nucleares son tan poco atractivas para la guerra. Un arma que puede llevar a la autodestrucción no es un arma que pueda usarse estratégicamente. 

Las reservas nucleares se han reducido, pero el riesgo sigue siendo alto

Las reservas nucleares se han reducido considerablemente, después de que concluyera la Guerra Fría.

El mundo ha aprendido que el armamento nuclear no es la “mejor opción” que alguna vez se creyó que era. El desarme es posible.

Sin embargo, todavía hay casi diez mil armas nucleares distribuidas entre nueve países de nuestro planeta, por lo menos. Cada una de estas armas puede causar una enorme destrucción; muchos son mucho más grandes que los que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima y Nagasaki. 

En conjunto, estas armas son inmensamente destructivas. El escenario del invierno nuclear descrito anteriormente mataría a miles de millones de personas, incluso si se peleara “solo” con las reservas reducidas de hoy. 

No está claro si la humanidad como especie podría sobrevivir a una guerra nuclear a gran escala con las reservas actuales. Una guerra nuclear bien podría ser la última guerra de la humanidad.

¿Cómo reducir el riesgo de una guerra nuclear?

Un conflicto cada vez mayor entre las potencias nucleares, pero también un accidente, un pirata informático, un terrorista o un líder irresponsable, podría conducir a la detonación de armas nucleares. 

Esos riesgos solo se reducen a cero si todas las armas nucleares se eliminan del mundo, pero es extremadamente difícil de lograrlo, al menos a corto plazo. Por lo tanto, es importante ver que existen formas adicionales que pueden reducir la posibilidad de que el mundo sufra los horrores de la guerra nuclear. 

Un mundo más pacífico: Muchas regiones del mundo en las que nuestros antepasados ​​libraron guerras despiadadas durante innumerables generaciones son extraordinariamente pacíficas en nuestros tiempos. El surgimiento de la democracia, el comercio internacional, la diplomacia y un cambio de actitud cultural contra la glorificación de la guerra son algunos de los impulsores a los que se atribuye este desarrollo. 


También lee:
· “Avión del juicio final” de Estados Unidos es visto realizando misión de entrenamiento tras amenaza de armas nucleares de Rusia
· China pidió a Rusia que retrasara la guerra en Ucrania hasta después de los Juegos Olímpicos de Invierno, según funcionarios estadounidenses
· ¿Quién es Olena Zelenska? De escritora de comedia a primera dama de Ucrania