La desesperada súplica de la primera dama de Ucrania al mundo

Desde un lugar secreto y a través de una carta, Olena Zelenska envió una súplica desesperada de dos palabras a Estados Unidos

La primera dama de Ucrania no ha dejado de compartir imágenes de lo que se vive en su país.
La primera dama de Ucrania no ha dejado de compartir imágenes de lo que se vive en su país.
Foto: BERND VON JUTRCZENKA / Getty Images

Desde un lugar secreto, incapaz de tomar una llamada telefónica o hablar con una persona de su “confianza” por miedo a ser encontrada por la fuerza militar rusa, la primera dama de Ucrania, Olena Selenska, envió una súplica de dos palabras a Estados Unidos a través de una carta.

“ALTO A LA GUERRA”, escribió la esposa de Zelenski a través de un intercambio de mensajes con ABC News, donde también contó cómo ha vivido la “lluvia de misiles rusos sobre Ucrania” y dio cuentas de la muerte de civiles, incluidos la de al menos 70 niños, lo que tachó como “genocidio”.

Supongo que mi mensaje es muy similar al que transmite todo el mundo. Sólo dos palabras simples: ALTO A LA GUERRA”, escribió.

Desde su trinchera, la primera dama de Ucrania ha dejado de compartir sus clásicos mensajes sobre la mejora en la calidad y nutrición de los alimentos en las escuelas por imágenes y videos de las salas de hospitales llenas de ciudadanos heridos.

Como madre de dos hijos Olena Selenska no se ha cansado de suplicar al Occidente que: “Nos ayuden a detener la atrocidad rusa en Ucrania”.

En el intercambio de palabras con el medio antes mencionado, Olena también reveló sentir miedo por su esposo: “Como todas las mujeres en Ucrania, ahora temo por mi esposo. Todas las mañanas antes de llamarlo rezo para que todo salga bien. También sé lo fuerte y resistente que es. Es capaz de resistir cualquier cosa, especialmente cuando defiende a las personas y las cosas que ama”.

Sobre el homólogo de su esposo no tuvo más que duras palabras: “Si tienen sentimientos humanos ordinarios y sinceros, háganse estas preguntas y comprenderán la diferencia de puntos de vista sobre esta guerra. Hoy, nuestro país y nuestros civiles pagan un precio muy alto por el silencio y la vacilación con respecto a este tema. Ayer, eran mujeres y niños inocentes en el hospital de maternidad en Mariupol. Hemos perdido más de 71 niños debido a la guerra rusa. Es un genocidio del pueblo ucraniano”, escribió Zelenska al medio antes citado.

También ha hecho una súplica a las familias estadounidenses: “Hago un llamado a ustedes, mujeres de Estados Unidos, y les pido que apoyen a las mujeres y niños ucranianos que escaparon de la guerra y buscan refugio en su país. En estos días cada acto de bondad y humanismo es vital mientras luchamos con valentía por la libertad de Ucrania, de Europa, del mundo entero”.

La noche del martes, Olena Zelenska usó una vez más su cuenta de Instagram para compartir imágenes del duro momento que se vive en Mariupol y ha denunciado que Rusia sigue sin respetar los corredores humanitarios.

“Da miedo observar. Pero nosotros, que estamos vivos, debemos mirarlo y nunca olvidarlo: fosas comunes en Mariupol. Este nombre y estas tomas están en las primeras planas de los medios de comunicación del mundo, pero Dios no permita a nadie semejante noticia. Esta ciudad está sangrando.

Más de dos mil personas murieron durante los 19 días de la guerra. Tomada bajo completo asedio por las tropas rusas, continúa resistiendo heroicamente sin luz, sin calefacción, sin agua, sin comida, sin medicinas. Durante este tiempo nacieron aquí 72 niños. Treinta y cinco niños y treinta y siete niñas. La vida en medio de la muerte. Luz en la oscuridad.

Pero ¿cuánto tiempo sobrevivirán estos bebés sin ayuda? ¿Hasta cuándo resistirán sus corazoncitos? Una vez más, el convoy humanitario ucraniano intenta llegar a Mariupol. Cada vez, los rusos violan todos los acuerdos y disparan en el camino que debe ser completamente seguro. Y hemos visto tales violaciones del derecho internacional humanitario en los corredores de Polog, Izyum, Energodar, la región de Kiev. ¡Es imposible mirar! Los corredores humanitarios deben ser seguros para los civiles”, escribió.

Te puede interesar: