Aumento de casos de COVID-19 en escuelas públicas de NYC, por ahora, no obliga a revisar medidas sobre las máscaras

Se espera que desde el 4 de abril se elimine la política para estudiantes en 3K y Pre-K

Algunas asociaciones de padres y la comunidad científica llama a la Ciudad estar "alerta" con el relajamiento de medidas de protección pandémica.
Algunas asociaciones de padres y la comunidad científica llama a la Ciudad estar "alerta" con el relajamiento de medidas de protección pandémica.
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Aunque hay una tendencia de aumentos de casos de COVID-19 en las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, por ahora, no hay a la vista ningún cambio de protocolos, cuando apenas se acaba de eliminar la política de uso de máscaras desde los jardines de infancia hasta los planteles de secundaria.

El Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York (DOE) de la ciudad informó 1,422 infecciones en el período de siete días que finalizó el 22 de marzo, más del doble de los casos informados en el período de siete días hace un mes, al tiempo que marca el cuarto aumento semanal consecutivo, según muestran las estadísticas.

Sin embargo, organizaciones como Padres por Escuelas Seguras (Press NYC) han puesto en evidencia su alarma, porque en general las tasas de casos entre los estudiantes han superado las de la población en general: 13,3 por 100,000 frente a 9,6 en toda la ciudad, durante los análisis de datos la semana pasada.

Alza vuelo una nueva variante

El otro elemento que sigue la Ciudad es la prevalencia de una nueva variante de COVID-19, denominada B.A.2, la cual también está aumentando, derivado de datos recientes. 

Ahora, esta nueva versión del coronavirus representa el 42% de todos los casos de la infección en el estado.

“Hemos visto una reducción de más del 97% en los casos de COVID desde el pico del aumento de ómicron este año. Los estudiantes han podido seguir asistiendo a las aulas y recibiendo todo el apoyo que necesitan”, dijo a medios locales la portavoz del DOE, Jenna Lyle.

“Continuaremos siguiendo la ciencia y haremos ajustes si es necesario, poniendo la salud y la seguridad de nuestros estudiantes y personal en primer lugar”, reforzó Lyle.

A la fecha se considera que cualquier persona en un salón de clases con un caso positivo es un contacto cercano. En este caso, los estudiantes son enviados a casa con pruebas rápidas de COVID-19 y se les indica que tomen dos pruebas en un plazo de cinco días. 

Los niños que no muestran síntomas, pueden continuar asistiendo a la escuela, independientemente del estado de su vacunación.

El alcalde Eric Adams quien levantó el mandato de protección facial para estudiantes desde jardín de infantes hasta el grado 12, además proyecta eliminar esta política para estudiantes en 3K y pre-K en principio el 4 de abril. Solo si las tasas de COVID siguen siendo bajas.

“Y si vemos que aumentan los niveles de riesgo, ya sea antes o después de que se levante el mandato, es posible que tengamos otra conversación“, dijo el comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), Ashwin Vasan.

Entre alarma y precaución

Pero en medio de esta tendencia al alza en infecciones, algunos sectores siguen viendo entre “alarma y precaución” el relajamiento de las políticas de prevención pandémica.

Tal es el caso de Jesse Hackell, jefe del capítulo estatal de la Academia Estadounidense de Pediatría que cubre Manhattan y El Bronx, quien expresó a la publicación Chalkbeat que es demasiado pronto para sacar “demasiadas conclusiones de una semana de datos”. 

Aunque advirtió que si las escuelas mantienen los casos al nivel actual en los próximos días, espera que “el alcalde reconsidere su decisión sobre las mascarillas”.

Actualmente la Gran Manzana se encuentra en un nivel de riesgo bajo, pero Manhattan se acerca al riesgo medio, por un aumento reciente localizado de pruebas que arrojan resultados positivos.

Vecindarios del Upper West Side, TriBeca y Battery Park City están registrando un repunte en toda la panorámica de nuevas infecciones. Este condado representa el 70% de las 10 principales localidades con más casos positivos detectados.

Sin vacuna no hay baile de promoción

Aunque la Ciudad está anunciando cambios de política para una “vuelta a la normalidad”, hasta este jueves no se había confirmado si se levantaría el mandato que especifica que solo los estudiantes vacunados de secundaria, pueden participar en los bailes de graduación.

En el tercer año de la pandemia de COVID-19, los bailes de graduación han regresado para los estudiantes de último año que se gradúan, que están programados entre abril y junio. Actualmente solo pueden participar aquellos estudiantes que están completamente vacunados, confirmó el DOE.

Asistencia y vacunas en la población escolar:

  • 70% era la tasa de asistencia escolar a fines de febrero, pero aumentó al 87% al cierre de marzo.
  • 57% de los niños de 5 a 17 años habían recibido dos dosis de la vacunas contra el COVID-19 hasta la semana pasada, lo cual es un índice denominado como “bajo” para la autoridades de Salud.
  • 22% solamente del grupo de edad de 13 a 17 años ha recibido las dosis de refuerzo.
  • 78% de la población de la ciudad ha recibido dos dosis de la vacuna, pero un escaso 36% ha recibido una dosis adicional.