Hasta último minuto presionan por fondos para mejorar salarios de trabajadores domiciliarios

Coaliciones tomaron el Capitolio este lunes para alertar sobre la escasez de más de un millón de trabajadores de este sector en el futuro

Los activistas exigen que se sume al plan de inversiones para el próxmo año un aumento salarial del 150% para esta fuerza laboral.
Los activistas exigen que se sume al plan de inversiones para el próxmo año un aumento salarial del 150% para esta fuerza laboral.
Foto: CDPAANYS twiitter / Cortesía

Mientras los miembros del Senado y la Asamblea Estatal todavía debatían “a fuego cruzado” para aprobar de manera tardía el presupuesto de Nueva York del año fiscal 2023, en la sede del Capitolio en Albany, más de 50 adultos mayores y personas discapacitadas acompañados por líderes de organizaciones comunitarias, daban un empujón de último minuto, con la esperanza que se adicionen fondos para la Ley de Pago Justo para el Cuidado del Hogar.

Aunque es un hecho que ambas cámaras, dieron el visto bueno a esta iniciativa legal, que ordenaría al Departamento de Salud del Estado de Nueva York que establezca pagos mínimos de reembolso para los asistentes de atención domiciliaria, bajo Medicaid y los demás planes de atención, todavía quedaba la incógnita al cierre de esta edición, si la gobernadora Kathy Hochul accedería a dar luz verde a este renglón de inversión para el próximo año fiscal.

“Mientras nuestra población envejece y miles de cuidadores domiciliarios abandonan sus trabajos, porque ganan una miseria, tenemos a nuestros políticos discutiendo necedades y priorizando en su agenda la construcción de un estadio”, dijo a El Diario, Luisiana Salcedo, una de las trabajadoras de este sector que acudió al llamado de presión en la legislatura estatal.

Actualmente, la mayoría de la fuerza laboral en esta industria, ganan tan solo $21,300 al año, trabajando extensas horas e incluso fines de semanas.

La exigencia es que se establezca el salario base para los asistentes de salud en el hogar en un 150% más del salario mínimo local, lo que permitiría a los trabajadores obtener al menos $35,000 al año.

Esta propuesta de legislación que forma parte de los temas entrabados en la discusión presupuestaria que debió haber cerrado el pasado 1 de abril, aumentaría el salario en promedio a $22.50 por hora, que ahora es tan bajo como $12 en algunas partes del estado. 

Asi mismo, la senadora estatal, Rachel May una de las patrocinantes de este anteproyecto de ley destacó queno pueden esperar más, debemos incluir y financiar completamente un salario digno a los trabajadores de atención domiciliaria este mismo año”.

Un millón de puestos vacantes

De acuerdo con un comunicado de la coalición Caring Majority NY, conformada por más de 12 organizaciones que pelean por mejores condiciones laborales a este sector, Nueva York enfrenta la peor escasez de atención domiciliaria del país, y los bajos salarios son el principal factor determinante.

“Entre 2021 y 2040, se prevé que la población neoyorquina crezca en un 3%, pero la población de más de 65 años crecerá un 25%. Como resultado, se proyecta que la escasez de esta mano de obra aumente exponencialmente. Tendremos casi 1 millón de puestos vacantes en atención domiciliaria para 2028“, razonan.

Patrocinantes y voceros de organizaciones aseguran que la mandataria estatal no incluyó fondos específicos para esta iniciativa de ley en su propuesta de presupuesto ejecutivo del 2023.

El único financiamiento para los trabajadores de atención domiciliaria fue un bono único de hasta $3,000, el cual se pagaría a los empleados que permanecieran en el trabajo durante al menos un año. 

La mandataria estatal presupuestó $1,200 millones en el año fiscal 2023 para estas bonificaciones especiales, que también estarían disponibles para otros tipos de trabajadores de atención médica de primera línea.

A pesar de la propuesta inicial de Hochul, un creciente grupo de legisladores demócratas y republicanos siguieron negociando e insistiendo para que este anteproyecto no solo sea aprobado, sino que esté claramente en el renglón de inversiones en el presupuesto de Nueva York.

Juego trancado en Albany

De acuerdo a versiones de medio locales una serie de grandes controversias presupuestarias entre los legisladores de ambos partidos y la gobernadora Hochul impidió cerrar las negociaciones para aprobar el presupuesto 2023 la semana pasada.

Los temas que seguían trancando la rueda hasta este lunes eran la reforma de la ley fianza, el apoyo estatal para el cuidado de niños, la financiación por $850 millones de un nuevo estadio para los Buffalo Bills y la legalización de los cócteles para llevar.

“Tenemos esperanza de que se apruebe en último momento, este acto de justicia para quienes cuidan a nuestros abuelos y discapacitados. Esto finalmente no es un gasto, es una inversión” decían manifestantes que tomaron hasta la tarde la entrada del capitolio estatal.

Una fuerza inmigrante:

  • 38% de los auxiliares domiciliarios de personas de la tercera edad en NY son hispanos / latinos, el 27% negros (no hispanos) y el 18% asiáticos.
  • 25,000 nuevos puestos de trabajo en este sector impulsaría la aprobación y puesta en práctica de esta legislación durante la próxima década.
  • 180,000 nuevos empleos para personas de color generaría la Ley de Pago Justo por Cuidado en el Hogar.
  • 351,000 personas que pertenecen a este sector recibirían mejoras salariales.
  • 85% de las agencias que ofrecen estos servicios en NY, apenas pueden operar. De manera exponencial, están sufriendo una dramática escasez de personal.