Se hizo pasar por muerta para sobrevivir: hispano apuñaló varias veces a su novia embarazada en Nueva York

Óscar Álvarez fue sentenciado después de declararse culpable de apuñalar repetidamente a su prometida embarazada, causando la muerte de su hijo por nacer, en El Bronx. La joven ex militar se hizo pasar por muerta para poder sobrevivir

Ambulancia y paramédico de FDNY.
Ambulancia y paramédico de FDNY.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Óscar Álvarez fue sentenciado a 14 años tras las rejas después de declararse culpable de apuñalar repetidamente a su prometida embarazada, causando la muerte de su hijo por nacer, en El Bronx (NYC).

Álvarez, de 34 años, cometió el intento de asesinato el 21 de mayo de 2018, cuando apuñaló a la dominicana Livia Abreu seis veces dentro de su apartamento en la avenida Walton, cerca de la calle 165. No está claro el motivo del ataque.

“El acusado atacó brutalmente a una mujer que tenía 26 semanas de embarazo, mientras suplicaba por su vida y la de su bebé por nacer”, dijo la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark. “La mantuvo alejada de la atención médica durante media hora. Esta madre engañó valientemente al acusado al fingir estar muerta y luego buscar ayuda”.

Abreu después se arrastró hasta el apartamento de un vecino ensangrentada y apenas consciente, en busca de auxilio y de allí llamaron a la policía, recordó Clark. Álvarez  se entregó poco después de lo sucedido y la policía recuperó un cuchillo en la vivienda.

Pix11 informó anteriormente que la víctima era un paracaidista estadounidense de la 82nd Airborne Division, con misiones en Afganistán y es egresada en Ciencias Políticas del City University of New York (CUNY). Al momento del crimen tenía 30 años y trabajaba como gerente de telecomunicaciones en Manhattan. Su hijo por nacer murió y ella estuvo hospitalizada durante unas dos semanas.

Años antes, en 2009, Álvarez bromeó en Facebook sobre cometer un homicidio con un arma blanca al publicar fotos celebrando un cumpleaños, sosteniendo un cuchillo en una mano y abrazando a su madre con la otra. Al pie escribió: “A punto de asesinar ese pastel”.

Busque ayuda