Estados Unidos y aliados de OTAN evalúan más ayuda militar para Ucrania y sanciones contra Rusia

Enfilados en la misma línea desde el inicio del conflicto armado, la Administración Biden y 11 de sus aliados europeos se reunieron para evaluar más ayuda militar para Ucrania, así como nuevas sanciones económicas contra Rusia

El presidente Joe Biden tuvo una reunión virtual con 11 líderes mundiales para abordar la invasión de Ucrania.

El presidente Joe Biden tuvo una reunión virtual con 11 líderes mundiales para abordar la invasión de Ucrania. Crédito: Jeff J Mitchell | Getty Images

El presidente Joe Biden tuvo una reunión virtual con 11 líderes de la OTAN, la Unión Europea y del G7, con quienes acordó impulsar más ayuda militar para Ucrania y mayores sanciones económicas contra Rusia.

La Casa Blanca no dio muchos detalles sobre el diálogo entre el presidente Biden, pero afirmó que se discutió “el apoyo internacional a Ucrania”, a fin de proveer de suficiente asistencia humanitaria, económica y de seguridad.

“Los líderes afirmaron su solidaridad con el pueblo ucraniano y condenaron el sufrimiento humanitario causado por la invasión”, se indicó. “También discutieron sus esfuerzos coordinados para imponer severos costos económicos para hacer que Rusia rinda cuentas“.

Esas nuevas sanciones ocurrirían tras acuerdos y a través del G7, la Unión Europea y la OTAN.

Al mandatario estadounidense se unió el primer ministro Justin Trudeau, de Canadá; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

También el canciller de Alemania, Olaf Scholz; el primer ministro de Italia, Mario Draghi; el primer ministro de Japón, Fumio Kishida; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente de Polonia, Andrzej Duda; el presidente de Rumania, Klaus Iohannis, y el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, amplió información sobre la llamada y reconoció que la unidad entre EE.UU. y sus aliados ha implicado un importante esfuerzo diplomático.

“La unidad no ocurre por accidente. Requiere mucho trabajo, mucha diplomacia, mucha discusión. Y esa es parte de la razón por la que el presidente recibió la llamada P+11 esta mañana”, afirmó.

Sin dar detalles, Pski dijo que el gobierno de Volodymyr Zelensky ha pedido equipo militar que no se puede proveer y las reuniones entre líderes ayuda a buscar solución al respecto.

“[Nos reunimos] para continuar manteniendo actualizados a otros países, ya sea la OTAN o el G7 u otros grupos de países, sobre lo que estamos considerando en términos de sanciones, lo que estamos considerando en términos de asistencia militar, lo que están haciendo otros países”, expuso. “A veces hay equipos que los ucranianos quieren que no tenemos; lo discutimos con ellos también”.

La funcionaria agregó que los ucranianos han expresado preocupación por la cantidad de municiones que tienen disponibles, pero no quiso ahondar al respecto.

“Ciertamente, continuaremos brindándoles más municiones a medida que les brindemos más asistencia militar”, atajó. “Obviamente, hay más dinero que podemos proporcionar del paquete de retiro aprobado, y los detalles de eso se están analizando con el Departamento de Defensa y nuestro equipo de seguridad nacional. Y eso… ha incluido municiones, y espero que incluya una variedad de armas en el futuro”.

Sobre retroceso económico

Este martes, el Fondo Monetario Internacional (IMF, en inglés) recortó su pronóstico de crecimiento económico mundial en casi un punto porcentual, debido a la invasión de Rusia en Ucrania.

Advirtió que mayores sanciones de Occidente al régimen de Vladimir Putin también tendría un efecto negativo al mercado global, con una caída importante en la producción energética.

Eso provocará mayores aumentos de los precios de los alimentos, la energía y otros bienes, lo cual incluso podría ser más complicado en países en desarrollo con economías más vulnerables, ocasionando disturbios sociales.

Los pronósticos del crecimiento global bajaron de 3.6% tanto en 2022 como en 2023.

A pesar de la proyección y a la inflación del 8.5% en los EE.UU., la portavoz Psaki dijo que el país tiene buenas expectativas de crecimiento.

“La proyección para los Estados Unidos y nuestro crecimiento sigue siendo más alto que la gran mayoría del mundo… Y eso es una señal de la fortaleza de nuestra economía”, consideró.

Sin embargo, reconoció que el conflicto en Ucrania tendrá un impacto en la economía global.

“Tendrá un impacto continuo en la economía global, ya sea en los mercados petroleros o en otras áreas”, reconoció. “Y ciertamente, eso es algo de lo que somos conscientes, incluso como la fortaleza de nuestra propia economía”.

En esta nota

Joe Biden Ucrania

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain