Autoridades investigan si muertes de turistas estadounidenses en resort de Bahamas tuvo que ver con comida que ingirieron

Muestras obtenidas de los cadáveres de las víctimas fueron enviadas a dos laboratorios de Philadelphia, Pennsylvania, para pruebas especiales; turistas que estuvieron recientemente en el resort en el que fueron hallados muertos los estadounidenses se quejaron de un fuerte olor a insecticida en el área

Evento especial en Sandals Emerald Bay en Great Exuma, Bahamas.
Evento especial en Sandals Emerald Bay en Great Exuma, Bahamas.
Foto: Dimitrios Kambouris / Getty Images for Sandals / Getty Images

Las autoridades que investigan las muertes de tres estadounidenses en un resort en Bahamas indagan si algo en la comida que ingirieron los extranjeros pudo haber provocado los fallecimientos.

El comisionado de Policía del país caribeño dijo que las víctimas comieron distintos alimentos y solicitaron tratamiento médico mientras se hospedaban en villas en Sandals Emerald Bay en la isla de Great Exuma.

“Todos ellos fueron tratados en diferentes momentos y comieron en diferentes lugares, así que estamos verificando todo esto, lo que esperamos que nos permita determinar si fue comida u otra cosa la que causó esto”, indicó Rolle según citado por medios estadounidenses esta semana.

Los fallecidos fueron identificados como Michael Phillips, de 68 años; y su esposa, Robbie Phillips, de 65, quienes residían en Tennessee. Las autoridades en Bahamas nombraron a Vincent Chiarella, de 64, y originario de Florida como la tercera víctima.

Donnis, viuda de Vincent, se encontraba en buenas condiciones de salud este martes luego de ser trasladada por vía aérea al HCA Florida Kendall Hospital en Miami, Florida, durante el fin de semana para recibir tratamiento.

Como parte de la pesquisa, muestras forenses de los cadáveres fueron trasladadas a dos laboratorios en Philadelphia, Pennsylvania, para pruebas especializadas.

Turistas que estuvieron recientemente en el resort en el que fueron hallados muertos los estadounidenses se quejaron de un fuerte olor a insecticida en el área, según reportó NBC. Estas denuncias son investigadas por las autoridades locales.

Investigadores también examinan el calentador de agua de la propiedad, el aire acondicionado y el equipo de suministro de gas propano para detectar posibles filtraciones.