Hispanos son acusados de mantener como rehenes a inmigrantes ilegales; exigían $8,000 por cada hombre

El Departamento de Justicia arrestó a dos ciudadanos mexicanos que mantuvieron secuestrados a inmigrantes ilegales en Tucso, Arizona

Dos mexicanos fueron arrestados después de secuestrar a dos inmigrantes ilegales en Arizona.
Dos mexicanos fueron arrestados después de secuestrar a dos inmigrantes ilegales en Arizona.
Foto: GALI TIBBON / Getty Images

Olegario Lares-De La Rosa, de 29 años, e Iván Heriberto Borboa-Ruiz, de 28, son acusados de mantener como rehenes a dos inmigrantes ilegales y exigir $ 8 millones por cada hombre.

El Departamento de Justicia, DOJ, se encargó de detener a los mexicanos por secuestrar a dos inmigrantes ilegales y mantenerlos como rehenes mientras exigían una jugosa recompensa a sus familiares.

De acuerdo con un comunicado de prensa, un gran jurado federal de Tucson, Arizona, los acusó de ocho cargos a principios de mayo.

Los mexicanos están acusados de “Conspiración para cometer toma de rehenes, toma de rehenes, conspiración para cometer transporte de extranjeros ilegales con fines de lucro, transporte de extranjeros ilegales con fines de lucro y posesión prohibida de armas de fuego y municiones”.

Según la acusación formal, Olegario Lares-De La Rosa e Iván Heriberto Borboa-Ruiz trabajaron en conjunto para capturar y detener a dos “no ciudadanos indocumentados” a quienes usaron para obligar a sus familiares a pagar una importante suma de dinero por su libertad.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, un familiar de uno de los detenidos fue contactado por un hombre que les dijo que los detenidos serían retenidos hasta que sus captores cobraran $8,000 por persona y en efectivo.

Ante el miedo, la familia juntó el dinero e hizo el pago en un estacionamiento de Home Depot y los dos secuestrados fueron liberados; el DOJ informó que el pago se hizo a través de una operación encubierta que resultó en el arresto de los dos hombres.

Olegario Lares-De La Rosa e Iván Heriberto Borboa-Ruiz fueron detenidos el pasado 8 de abril y se les encontraron armas de fuego en su poder y que uno de ellos intentaba pasar de contrabando a Estados Unidos desde México antes de ser detenidos.

“Una condena por el delito de conspiración para cometer la toma de rehenes conlleva a una pena máxima de cadena perpetua, una multa de $250,000 o ambas. Los cargos restantes conllevadas cada uno a pena máxima de 10 años, una multa de “250,000 o ambas”, dio a conocer el Departamento de Justicia.

Se sabe que los acusados se encontraban de manera ilegal en Estados Unidos cuando fueron arrestados.

Te puede interesar: