“Debía haber estado preso”: alcalde sobre joven con antecedentes que murió tras balear a policía hispano NYPD; su familia dice que estaba enfermo

Rameek Smith, joven con varios arrestos previos que murió baleado después de dispararle a un policía hispano en El Bronx, debió haber estado preso, según el alcalde Eric Adams. Al momento estaba esperando sentencia por portar un arma en el Metro

Arma recuperada en la escena.
Arma recuperada en la escena.
Foto: NYPD

Rameek Smith, joven con varios arrestos previos que murió baleado después de dispararle a un policía hispano en El Bronx, debió haber estado preso, según el alcalde Eric Adams.

Smith, de 25 años, recibió un disparo en la cabeza luego del incidente del martes por la noche en el vecindario Claremont, en El Bronx. Antes de morir, al parecer baleó en el brazo a Dennis Vargas, oficial de la policía de Nueva York, quien fue dado de alta del Hospital Lincoln unas horas después del tiroteo.

El sospechoso sufría de bipolaridad y esquizofrenia, según su familia. Tenía nueve arrestos previos, dos de ellos sin sellar. Siendo adolescente se declaró culpable de robo en Staten Island en julio de 2016 y recibió cinco años de libertad condicional.

Al momento estaba esperando en libertad ser sentenciado el próximo mes después de que lo atraparan con una pistola al entrar sin pagar en la estación Coney Island/Stillwell Avenue del Metro en Brooklyn, en marzo de 2020. Por ese caso había estado en la corte la semana pasada, el 4 de mayo, detalló ABC News.

“El arresto fue en marzo de 2020 y durante 20 meses después del arresto permaneció en las calles”, dijo Adams. “Finalmente se declaró culpable en diciembre de 2021. Así que te estás preguntando: ‘Se declaró culpable en diciembre de 2021, ¿por qué no estuvo en la cárcel?’ Todavía estaba fuera, esperando ser sentenciado. La sentencia se pospuso durante cinco meses, y luego, ¿sabes qué más sucedió? Se pospuso nuevamente”.

El caso abierto también llevó al alcalde Adams a defender sus medidas enérgicas en curso contra los polizones y la inseguridad en el Metro. “La gente quiere preguntar por qué estoy tomando medidas enérgicas contra la evasión de tarifas… Es por eso”.

Smith también fue acusado en marzo de 2020 por posesión criminal de un arma, y ​​en diciembre de 2021, luego de una evaluación de un psiquiatra designado por el tribunal y la aprobación judicial, se declaró culpable y fue puesto bajo supervisión de salud mental.

Su próxima sentencia, que podría haber sido de 2 a 4 años, habría sido determinada por el juez al final del mandato del tribunal de salud mental. Al momento colocó como su dirección un refugio para personas sin hogar en Staten Island y tenía parientes en El Bronx.

“Rameek Smith era un padre e hijo. Su trágico e inoportuno asesinato es devastador… Era un hombre joven, que luchaba con múltiples dolencias, vio truncada su vida, y el público no debe perder de vista eso, independientemente de los comentarios incendiarios de la Alcaldía”, resumió en su defensa la organización “Legal Aid Society”.

Luego del auge en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al alcalde Adams, ex NYPD, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

Vargas se sumó a la lista de policías hispanos baleados en lo que va de año en Nueva York, incluyendo dos que murieron al responder a un incidente de violencia doméstica en Harlem, en enero. El caso motivó la visita del presidente Joe Biden para participar en los funerales.

El viernes el alcalde atribuyó parte de la culpa al sistema penal, diciendo que los jueces simplemente están dejando en libertad a los delincuentes. En su visita en febrero, Biden sí respaldó el plan de Adams para poner freno a la delincuencia y la violencia armada. También dio a conocer una iniciativa nacional contra el tráfico de armas ilegales.