Sobreviviente de masacre de Buffalo, Nueva York, que dejó 10 muertos, narra la pesadilla que vivió y cómo logró salvarse

El joven de 20 años corrió casi tres cuartos de milla hacia un lugar seguro tras ser testigo de cómo golpeaban a la primera mujer. Perdió su celular y sus zapatos mientras huía

Gendron está acusado de matar a diez personas en una tienda de Tops Friendly Market.
Gendron está acusado de matar a diez personas en una tienda de Tops Friendly Market.
Foto: USMAN KHAN / Getty Images

Un sobreviviente de la masacre cometida por un autodenominado supremacista blanco en un supermercado de Buffalo el sábado, que dejó a 10 personas negras fallecidas, ha narrado su terrible experiencia tras presenciar el inicio del ataque.

Taisiah Stewart, de 20 años, le dijo a Fox News Digital que corrió casi tres cuartos de milla hacia un lugar seguro tras ser testigo de cómo golpeaban a la primera mujer cerca de la ventana de la tienda, en su frenética huída dejó atrás su teléfono y perdió sus zapatos.

El joven que, recientemente se mudó al estado de Nueva York desde Georgia para vivir con su madre, narró que visitó Tops Friendly Market el sábado porque recientemente conoció a una joven cerca.

Stewart se encontraba cerca del frente de la tienda, cerca del guardia de seguridad y el exoficial de policía de Buffalo Aaron Salter Jr., cuando inició el tiroteo.

“Entonces, cuando sale por la puerta, escucho los disparos”, dijo. “Y miré hacia atrás, veo a la dama cayendo, la dama de azul”.

La mujer a la que hace referencia el joven, fue la primera víctima mortal del terrible ataque que duró dos minutos, realizado por un hombre de 18 años que llegó armado con chaleco antibalas y casco balístico al supermercado, y abrió fuego contra compradores inocentes.

Por si fuera poco, el atacante que estaba usando un rifle semiautomático con un cargador que excedía el límite de 10 rondas de Nueva York, transmitió su matanza en vivo en Twitch.

“Así que simplemente me levanto y empiezo a correr cuando la veo caer, y corro directamente hacia atrás, encontré la salida en la parte de atrás”, dijo el joven. “Realmente encontré el congelador primero, retrocedí, di la vuelta y luego fui a la salida”.

Añadió que perdió sus sandalias por el pánico y corrió descalzo casi tres cuartos de milla hasta Best Street.

Usaba sandalias el domingo, tenía cortes en los pies y caminaba cojeando notablemente. Su madre corroboró su historia y los dos le preguntaron a la policía si podían recuperar sus zapatos, teléfono celular y otras pertenencias del interior.

“Soy uno de los sobrevivientes”, comentó Stewart al señalar la ventana delantera dañada de la tienda. “Ves los agujeros de bala, si no me hubiera movido, me habrían disparado. Y lo siento por todas las familias que perdieron a sus seres queridos”, comentó.

El alguacil del condado de Erie, John García, pidió que se hiciera referencia al sospechoso, Payton Gendron, de 18 años, por su número de identificación de prisionero: 157,103.

El atcante fue puesto bajo vigilancia suicida en una unidad aislada después de que Gendron se apuntara con un arma antes de ser detenido.

Gendron fue procesado por un cargo de asesinato durante el fin de semana, y los fiscales federales dijeron que están contemplando cargos por delitos de odio.

Te puede interesar: