Familiares de tres turistas hallados muertos en resort de lujo en Bahamas piden segunda autopsia a los cuerpos

Los resultados de la primera autopsia aún no han sido establecidos por las autoridades en Bahamas que enviaron muestras hasta un laboratorio en Estados Unidos; las muertes se reportaron a principios de este mes

Vista del exterior de Sandals Royal Bahamian Spa Resort & Offshore Island.
Vista del exterior de Sandals Royal Bahamian Spa Resort & Offshore Island.
Foto: Dimitrios Kambouris / Getty Images

Los familiares de los tres estadounidenses que murieron misteriosamente en un resort de lujo en Bahamas a principios de este mes solicitaron una segunda autopsia independiente.

El ministro de Salud y Bienestar de la isla, Dr. Michael Darville, confirmó a la cadena ABC que los parientes hicieron la solicitud con el fin de llegar al fondo del asunto.

Al momento, personal forense de la isla realiza los procedimientos y se esperan por los resultados de la primera examinación.

Darville indicó que varias investigaciones se mantienen activas para establecer qué fue lo que les ocurrió a los extranjeros que fueron hallados muertos en sus habitaciones.

“Todavía hay algunas investigaciones en curso en el Sandals resort. Nosotros además tenemos a los patólogos en el país que han hecho su trabajo y las muestras han sido enviadas a un laboratorio fiable en Estados Unidos“, declaró.

Los exámenes de toxicología todavía están pendientes. Hubo solicitudes por parte de los parientes de los fallecidos para traer a otro patólogo forende desde el extranjero para hacer otra autopsia”, abundó el portavoz de Salud.

Las víctimas fueron identificadas como Michael Phillips, de 68 años; su esposa, Robbie, de 65, y Vincent Chiarella, de 64. Este último se hospedaba en una villa distinta junto a su esposa Donnis, de 65, quien permanece hospitalizada en Florida. Los tres fueron hallados inconscientes en sus cuartos el 6 de mayo, luego de que solicitaran ayuda médica tras empezar a sentirse mal la noche anterior.

Ninguno de los fallecidos mostraba signos de trauma, pero sí de convulsiones. La Policía Real de Bahamas descartó que hayan sido víctimas de un crimen.

Una de las hipótesis sobre las causas de muerte está relacionado con algún elemento en la comida que consumieron. Inquilinos del lugar además reportaron un fuerte olor a insecticida en la zona. Oficiales además consideran una posible filtración desde el aire acondicionado.