¿Tragos mortales? Sigue misterio por joven latino que murió en taxi tras noche de bares en Nueva York; sus cuentas bancarias fueron vaciadas

Mientras la causa de la muerte del joven Julio Ramírez (25) aún no ha sido determinada, muchos especulan que fue drogado en algunas de las bebidas que tomó en una larga noche de fiesta en NYC. Después sus cuentas bancarias fueron vaciadas

Julio Ramírez, horas antes de morir.
Julio Ramírez, horas antes de morir.
Foto: Cortesía

Mientras la causa oficial de la muerte del joven Julio Ramírez (25) aún no ha sido determinada, muchos especulan qué sucedió la noche del 20 de abril cuando salió a recorrer bares en Hell’s Kitchen y luego apareció inconsciente en un taxi al otro lado de NYC, en el Lower East Side de Manhattan.

Algunos piensan que el joven de origen salvadoreño fue drogado a través de las varias bebidas que tomó esa noche. “Creo que es realmente desafortunado y creo hay que tener mucho cuidado”, comentó a Pix11 Terrence Schroeder vecino del “Ritz Bar and Lounge”, un popular lugar de varios niveles en el corazón de Restaurant Row, en la calle West 46th, entre 8th y 9th Av, el último de los bares que supuestamente Ramírez visitó.

La familia del joven, quien obtuvo una doble maestría en Salud Pública y Trabajo Social el año pasado, dijo que además le sacaron miles de dólares de su cuenta bancaria en las horas y días posteriores a que lo encontraron inconsciente en la parte trasera de un taxi, la madrugada del pasado 21 de abril.

En las redes sociales, algunos han comentando que han sido víctimas de bebidas adulteradas o “inyectadas” en bares de la zona, y que luego fueron robados o aparecieron en otros lugares, sin recordar nada, incluso desnudos con extraños.

Carlos Camacho, un aspirante a actor de 24 años que vive en esa zona, dijo a NYPD que él y Ramírez se reunieron el 20 de abril a las 7 p.m. y visitaron tres lugares, todos dentro de media milla uno del otro: “Rise Bar”, “Mickey Spillane’s” y, finalmente, “Ritz Bar and Lounge”. Tras la larga jornada, los amigos se despidieron cerca de las 3 a.m.

Las imágenes de vigilancia obtenidas por la policía mostraron a Ramírez a las 3:17 a.m. subiendo a un taxi con otros tres hombres cerca del “Ritz Bar and Lounge”, donde el joven se había tomado una selfie a las 2:26 a.m., en aparente buen estado de salud.

“He sido víctima de pinchazos. Literalmente, tomé un trago… Cuando me desperté a la mañana siguiente, estaba en la cama de alguien, semidesnudo”

Joven cliente de un bar en Hell’s Kitchen, NYC

Supuestamente los otros hombres que subieron al taxi con él fueron dejados en diferentes lugares, hasta que él quedó en el vehículo con el conductor. Ramírez estaba solo en el asiento trasero a las 4:10 a.m., cuando el taxista se acercó a un oficial de policía para decirle que su pasajero no respondía en el vecindario Lower East Side de Manhattan, cerca de las calles Ludlow y Stanton, a 3 millas de distancia del bar.

A pesar de los esfuerzos del agente NYPD y de paramédicos por salvarle la vida, Ramírez fue declarado muerto en un hospital cercano a las 4:49 a.m. del 21 de abril, dijo una fuente policial, y agregó que la causa inicial de la muerte figuraba como “posible sobredosis de drogas”. Pero la “causa y forma de muerte” oficial están pendientes de más estudio.

“Cuando escuché… inmediatamente pensé que alguien lo había drogado”, afirmó Karinina Quimpo, amiga cercana de Ramírez desde sus días en la Universidad de Buffalo. “Mi instinto inicial es que le dieron algo”.

“He sido víctima de pinchazos”, afirmó el jueves a Pix11 un joven no identificado, en la 9na Avenida. “Literalmente, tomé un trago. Recuerdo caerme”. Dijo que recordaba haberse levantado, pero no mucho más. “Cuando me desperté a la mañana siguiente, estaba en la cama de alguien, semidesnudo”, agregó.

Mark Marciniak, turista de visita en Nueva York desde Detroit, comentó que se había enterado del caso. “Es difícil creer que nadie vio nada… Tal vez no se preocupó lo suficiente como para ayudar”.

La Oficina del Médico Forense todavía no tenía una causa oficial de muerte. Se le dijo a la familia que se están realizando pruebas de toxicología. Ramírez fue identificado inicialmente como “John Doe” porque ni su billetera ni su teléfono estaban con él cuando murió, dijo su hermano Carlos.

Su padres, Ana y Julio Ramírez Sr, son inmigrantes de El Salvador y viven en Central Islip, Long Island. El jueves la madre sostenía una foto enmarcada de su hijo recibiendo su maestría en 2021.

El padre recordó a un hijo que los enorgulleció. “Desde que era un niño pequeño, fue muy educado”, afirmó. “Muy responsable con sus estudios.”