Alcalde de la ciudad de Nueva York perfila el plan para solucionar crisis de vivienda

El proyecto fue elaborado con ayuda de neoyorquinos sin hogar o que han experimentado la falta de un techo

La crisis de vivienda asequible afecta sobre todo a las comunidades de color y los inmigrantes en NYC.
La crisis de vivienda asequible afecta sobre todo a las comunidades de color y los inmigrantes en NYC.
Foto: AFP / Getty Images

La lucha contra la crisis de vivienda que por años ha ido empeorando en la ciudad llevó este martes al alcalde Eric Adams a lanzar una nueva estrategia para abordarla.

“Hoy es un nuevo día para la vivienda en la ciudad de Nueva York”, dijo Adams al esbozar ‘Housing Our Neighbors: A Blueprint for Housing and Homelessness’, un plan integral para conseguir que los neoyorquinos tengan viviendas seguras, asequibles y de alta calidad y que fue elaborado con la ayuda de personas sin hogar o que han experimentado la falta de un techo. Entre otros puntos, según dio a conocer el mandatario municipal, se proyecta acelerar la creación de viviendas de apoyo, transformar la forma en que se prestan los servicios en NYCHA y poner fin a las prácticas que obstaculizan que las familias obtengan una vivienda.

“La vivienda segura, estable y asequible no puede ser un privilegio; es fundamental para mi visión de una ciudad próspera e inclusiva”, manifestó el alcalde. “Hablamos y escuchamos a los neoyorquinos que se han visto afectados por la crisis de vivienda en nuestra ciudad, y hoy estamos entregando el plan más completo en la historia de la ciudad de Nueva York”.

El plan de vivienda se basa en el presupuesto adoptado por la ciudad para el año fiscal 2023, que incluye $5,000 millones en nuevos fondos de capital para viviendas asequibles, lo que eleva la inversión planificada de la administración a $22,000 millones, la mayor en la historia de la ciudad.

Uno de los principales pasos del proyecto es abordar la falta y la inestabilidad de la vivienda, considerando que no se debe esperar a que una persona viva en la calle para darle el apoyo que necesita y un camino viable hacia un techo asequible.

Otra parte del plan va dirigida a transformar NYCHA, que es hogar de más de 400,000 neoyorquinos y cuyos complejos de vivienda requieren reparaciones con un costo estimado de $40,000 millones. El objetivo a corto plazo, del proyecto de Adams, es proporcionar mejoras en la calidad de vida, mientras que a largo plazo se busca estabilizar la Autoridad de Vivienda a través del Fideicomiso de Preservación de Viviendas Públicas de NYCHA y el programa Rental Assistance Demonstration-Permanent Affordability Commitment Together. También, amplifica la voz de los residentes en la toma de decisiones.

“La vivienda es la base de todo lo que estamos tratando de lograr, desde ayudar a los niños a tener éxito en la escuela hasta construir comunidades más seguras y una ciudad más equitativa”, subrayó la directora de Vivienda, Jessica Katz. “Este es un momento increíble en el que podemos reconstruir de una manera más centrada en las personas, que ayude a los neoyorquinos a acceder a la vivienda y los servicios que necesitan más rápido”.

Katz planteó que al incluir a NYCHA y a las personas sin hogar, se colocaba a los neoyorquinos directamente afectados al centro de la estrategia de vivienda “para garantizar que todos finalmente reciban la vivienda segura, estable y asequible que ellos y sus familias merecen. Este plan nos ayudará a llegar allí”.

La legisladora Pierina Sanchez, presidenta del Comité de Vivienda y Edificios del Concejo, sostuvo que con ese plan la administración fortalece una conversación clave sobre cómo trabajará para satisfacer estas necesidades críticas de vivienda.

“Más de 62,000 neoyorquinos han identificado la escasez de viviendas seguras, estables y asequibles como el problema más importante que enfrenta nuestra ciudad”, expresó la concejal.

“El ingreso promedio en nuestra ciudad tendría que duplicarse para que un neoyorquino pueda pagar el precio de alquiler promedio, y entre nuestros neoyorquinos de ingresos más bajos, hay una tasa de vacantes devastadoramente baja en apartamentos asequibles disponibles de menos del 1%: realidades que están en el centro y agravan la inestabilidad de los vecindarios, la seguridad pública y las oportunidades”, dijo Sanchez.

En un comunicado, la Legal Aid Society dijo que daba la bienvenida “al anuncio de hoy, que eliminará los trámites burocráticos que solo han servido para erigir barreras artificiales entre nuestros clientes y los beneficios a los que tienen derecho”.

Sin embargo, señaló que  los trámites burocráticos son solo una parte del problema, y los neoyorquinos sin hogar, junto con los hogares de bajos ingresos, necesitan un acceso real a viviendas seguras, a largo plazo y asequibles.

“Esta es la única solución real a la crisis de vivienda en expansión de nuestra ciudad, y hacemos un llamado al Ayuntamiento para que continúe dedicando dólares de capital para financiar el desarrollo de viviendas verdaderamente asequibles en todos los condados”.