Departamento de Salud de Nueva York reporta más de 370 muertes anuales por el calor

Autoridades lanzaron un llamado de precacución a los neoyorquinos ante el aumento de las temperaturas, tras advertir que el 2% de los fallecimientos del verano se dan a causa de efectos del calor

Expectativas por la primera ola de calor
Expectativas por la primera ola de calor
Foto: MARIELA LOMBARD

Justo cuando el mercurio comienza a subir en la Gran Manzana con la llegada del verano, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York hizo un llamado a la comunidad a que adopte medidas para evitar muertes debido al calor, que en promedio se estiman en 370 cada año.

Así lo señaló el comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad, Dr. Ashwin Vasan, tras pedir que ante las elevadas temperaturas que reinan en los cinco condados, todos tengan un plan para mantenerse frescos y con aire acondicionado disponible, con el principio de cuidarse unos a otros.

El Comisionado advirtió que el calor es causante del 2% de todas las muertes que ocurren en Nueva York durante el verano y dijo que unas 360 muertes se exacerban por el calor en personas con condiciones crónicas existentes, como enfermedades cardiacas y 10 muertes por estrés térmico, es decir el efecto directo del calor.

“A medida que continuamos nuestra recuperación de la pandemia de COVID-19, debemos seguir comprometidos a abordar los efectos en la salud de un clima cambiante y el calentamiento del planeta, cuyo impacto no se soporta por igual”, aseguró el funcionario municipal. “Es fundamental que los neoyorquinos se mantengan frescos durante los episodios de calor con el uso del aire acondicionado, visitando un centro de enfriamiento o yendo a otro lugar fresco donde se sientan cómodos”.

En su reporte, el Departamento de Salud Municipal mencionó también que aproximadamente 100 muertes se dan por el calor cada año en alguno de los días de calor más extremo que superan el umbral de advertencia de calor extremo del Servicio Meteorológico Nacional.

“La cantidad de días de calor extremo para la ciudad de Nueva York se mantuvo relativamente constante entre 2011 y 2019, mientras que la cantidad de días de calor no extremo, o días con temperatura por debajo del umbral de advertencia de calor pero por encima de los 82 °F, aumentó“, dijo la agencia municipal.

Sobre este tipo de días calurosos que no son extremos, advirtió que también pueden ser peligrosos.
“Si bien las personas pueden percibir menos riesgo, hay más de estos días de calor no extremo, por lo que son responsables de la mayoría de las muertes estimadas exacerbadas por el calor. Es importante destacar que la temperatura interior sin aire acondicionado puede ser más alta que la temperatura exterior para la cual se emiten avisos de calor”, acotó el reporte.

Otro detalle que reveló el Departamento de Salud es que la mortalidad por el calor afecta de manera desigual y desproporcionada a neoyorquinos negros en comunidades que “históricamente han sido desinvertidas”.

Un detalle básico que puede hacer la diferencia es el uso o acceso a aires acondicionados, pues los datos presentados por la Ciudad señalaron que los 10 fallecimientos por estrés térmico, por el agotamiento por calor y la hipertermia, que se mantuvieron entre el 2011 a 2020.

La Ciudad aseguró también que para abordar la crisis climática y el calentamiento en el verano, proporciona fondos sustanciales para aires acondicionados para personas mayores de bajos ingresos en 2020, la Ciudad ha invertido en pintar techos frescos, plantar árboles y crear espacios al aire libre para que los neoyorquinos puedan buscar alivio.

Cabe destacar que para los neoyorquinos elegibles esta la opción de obtener acondicionadores de aire gratuitos, incluida la instalación, a través del Programa de asistencia de energía para el hogar (HEAP) del estado de Nueva York.

Para más información sobre la elegibilidad y cómo solicitar HEAP, puede llamar al 311 y preguntar por el beneficio de asistencia de refrigeración.

Ayudas disponibles

  • Puede contactarse con el programa HEAP para aplicar para el próximo año a través de este link: https://www.ny.gov/services/apply-heating-and-cooling-assistance-heap
  • Si es elegible, puede recibir un beneficio HEAP regular por temporada y también podría ser elegible para un beneficio HEAP de emergencia si está en peligro inminente de quedarse sin combustible el servicio público.
  • Otro programa de ayuda es el plan “Be a Buddy” ha creado redes hiperlocales en las que los miembros de la comunidad se ofrecen como voluntarios para apoyar y ayudar a los vecinos que puedan necesitar ayuda durante el calor extremo y otras emergencias. Hasta ahora ha brindado asistencia y apoyo a más de 1300 neoyorquinos a través de más de 60 voluntarios.
  • Asociaciones como Brooklyn Community Services (Brownsville), The Point Community Development Corporation (Hunts Point) y Union Settlement (East Harlem), se han sumado a esta campaña