Cómo perder peso saludablemente si padeces diabetes

Bajar de peso es uno de los cambios saludables en el estilo de vida que pueden ayudar a las personas a prevenir la diabetes y detener la progresión de la enfermedad en quienes ya la padecen

La American Diabetes Association señala que cuando se tiene diabetes, el sobrepeso conlleva riesgos adicionales.
La American Diabetes Association señala que cuando se tiene diabetes, el sobrepeso conlleva riesgos adicionales.
Foto: Shutterstock

Controlar el peso es una de las maneras de prevenir la diabetes y también es un factor que puede ayudar a mantener la enfermedad bajo control entre quienes ya la padecen. La American Diabetes Association (ADA) señala que cuando se tiene diabetes, el sobrepeso conlleva riesgos adicionales.

La Fuente de la Nutrición de Harvard explica que cuando alguien informa que ha “revertido” o curado la diabetes, esto en realidad significa que pudo dejar de usar medicamentos para la enfermedad después de hacer cambios saludables en el estilo de vida, como perder peso, seguir una dieta saludable y hacer ejercicio.

Es posible “revertir” o detener la progresión de la diabetes cuando se detecta de manera temprana y la persona comienza de manera inmediata a realizar cambios saludables en su estilo de vida.

Qué comer cuando se tiene diabetes

La ADA afirma que cada persona responde de manera diferente a los diferentes tipos de alimentos y dietas, por lo que no existe una única dieta “mágica” para la diabetes.

Para empezar, el Dr. Charles Svendsen, director de Cirugía Bariátrica de Allina Health recomienda reducir el consumo de azúcar y los carbohidratos procesados en la dieta, aumentar el consumo de verduras, grasas saludables (como las nueces, los aguacates y el pescado) y los cereales integrales.

La ADA señala que cuando se trata de controlar la diabetes, los carbohidratos juegan un papel importante ya que afectan el nivel de azúcar en la sangre.

“El objetivo es elegir carbohidratos ricos en nutrientes, lo que significa que son ricos en fibra, vitaminas y minerales, y bajos en azúcares agregados, sodio y grasas no saludables”, puntualiza la ADA.

Investigadores de Harvard señalan que elegir alimentos de alta calidad (y disminuir el consumo de alimentos de menor calidad) es un factor importante para ayudar a las personas a consumir menos calorías.

“En lugar de elegir alimentos basados solo en el valor calórico, piensa en elegir alimentos saludables de alta calidad y minimiza los alimentos de baja calidad”.

Los alimentos de alta calidad, según Harvard, incluyen alimentos sin refinar y mínimamente procesados, como verduras y frutas, cereales integrales, grasas y fuentes saludables de proteínas.

Los alimentos de menor calidad incluyen bocadillos altamente procesados, bebidas azucaradas, granos refinados, azúcar refinada, alimentos fritos, alimentos con alto contenido de grasas saturadas y trans, y alimentos con alto índice glucémico como las papas.

Dieta Mediterránea

Una de las dietas consideradas por los expertos en nutrición como una de las más saludables es la dieta mediterránea. Cuando se usa junto con la restricción calórica, la dieta también puede contribuir a una pérdida de peso saludable.

Enfatiza las frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres, que se procesan mínimamente.
El pescado y las aves se consumen varias veces a la semana en pequeñas cantidades. En cambio, limita el consumo de carne roja, se come con poca frecuencia y en pequeñas cantidades.

El aceite de oliva es principal fuente de grasa. El queso y el yogur se consumen en cantidades bajas a moderadas.

Te puede interesar:
Mejores bebidas para reducir el riesgo de diabetes tipo 2
Dieta rica en legumbres puede llevar a perder 13 libras en 4 meses
Diabetes y alcohol: las consecuencias de tomar bebidas alcohólicas sin controlar bien el azúcar en sangre