Elon Musk revela que megafábricas de Texas y Berlín están perdiendo “miles de millones de dólares”

Musk confiesa que las nuevas plantas de automóviles de Tesla están perdiendo mucho dinero: “Tanto las fábricas de Berlín como las de Austin son hornos de dinero gigantescos en este momento”

El hombre más rico del mundo está enfrentando un panorama económico adverso.
El hombre más rico del mundo está enfrentando un panorama económico adverso.
Foto: Shutterstock

El controvertido Elon Musk recientemente ha manifestado su inquietud por una futura recesión económica en Estados Unidos y a ese contexto se agrega la preocupación que están padeciendo dos de sus gigafábricas de vehículos eléctricos, que según dice el propio empresario, “están perdiendo miles de millones de dólares”.

“Tanto las fábricas de Berlín como las de Austin son hornos de dinero gigantescos en este momento”, dijo Musk en una entrevista en línea para Tesla Owners of Silicon Valley. “Realmente es como un rugido gigante, que es el sonido del dinero ardiendo”.

De acuerdo con el CEO de Tesla, las plantas de Texas y Berlín están “perdiendo miles de millones de dólares” mientras luchan por aumentar la producción enfrentando una escasez de baterías y problemas de suministro en los puertos de China.

Las declaraciones de Musk se dan a conocer luego de que el empresario ha manifestado su preocupación por una recesión económica en Estados Unidos que le han llevado a externar que detendrá contrataciones y que se desharía del 10% del personal de la empresa que fabrica vehículos eléctricos.

Musk comentó que la planta de Texas tiene una producción de automóviles reducida por los desafíos para fabricar baterías 4680 y porque las herramientas para fabricar baterías convencionales 2170 están detenidas en China.

La recién inaugurada gigafábrica de Berlín también presenta problemas, aunque un poco menos porque utiliza baterías 2170 tradicionales para los automóviles que se construyen allí.

Musk reconoció que los cierres en Shangai por Covid también afectaron la producción, no solo de manera local, también en California por la falta de piezas que son fabricadas en China.

Son tiempos “muy difíciles”, y aunque espera que las cosas se arreglen son temas que requieren mucha atención, explicó Musk.

“Los últimos dos años han sido una auténtica pesadilla de interrupciones en la cadena de suministro, una cosa tras otra, y todavía no hemos salido de eso”, dijo Musk. “¿Cómo mantenemos las fábricas en funcionamiento para poder pagarle a la gente y no ir a la bancarrota?”

También te puede interesar:
Ex trabajador de Tesla rechaza indemnización de $15 millones por discriminación racial: pide más
Elon Musk se siente “súper mal” en relación a la economía estadounidense y recortará el 10% del personal de Tesla
Exempleados de Tesla demandan a la empresa por despido masivo