Pese a la anulación de Roe vs Wade, la única clínica de abortos de Mississippi promete seguir luchando y abrir más sedes

El viernes, Estados Unidos estuvo en el centro de las miradas del mundo tras el fallo de la Corte Suprema que revocó las protecciones constitucionales para el aborto que estuvieron vigentes durante casi 50 años

Decenas de mujeres salieron a las calles a manifestarse contra la decisión de la Corte Suprema.
Decenas de mujeres salieron a las calles a manifestarse contra la decisión de la Corte Suprema.
Foto: Mathieu Lewis-Rolland / Getty Images

En The Pink House, la única clínica de abortos en el estado de Mississippi, la decisión de la Corte Suprema de anular Roe vs Wade, cayó como un balde de agua fría.

El viernes, Estados Unidos estuvo en el centro de las miradas del mundo tras el fallo de la Corte que revocó las protecciones constitucionales para el aborto que estuvieron vigentes durante casi 50 años.

“La Corte retomó leyes estatales que penalizan el aborto que se remontan a 1800 como fundamento: la Corte literalmente hizo retroceder a Estados Unidos 150 años”, dijo el presidente Joe Biden desde la Casa Blanca quien también advirtió que la lucha no termina tras la revocación de Roe vs Wade.

The Pink House, ubicada en Jackson fue el centro de Dobbs v Jackson Women’s Health Organization, su nombre oficial, la clínica mantuvo sus puertas abiertas, con voluntarios de Pink House Defenders escoltando a las mujeres frente a los manifestantes pro-vida.

Las personas que ahí laboran han vivido un ambiente tenso, incluso mientras se preparaba para la decisión de la corte, que de acuerdo con un borrador una filtrado en mayo, estaba a favor del estado.

Con la decisión tomada por la Corte Suprema el viernes, The Pink House se verá obligada a cerrar en cuestión de días su sede en Mississippi ya que es uno de los 13 estados con la llamada ley de activación, lo que significa que el acceso al aborto se prohibirá casi de inmediato con la reversión de Roe vs. Wade.

“Eso es lo que hacemos. Hacemos abortos”

Diane Derzis, propietaria de la Organización de Salud de Mujeres de Jackson, habló ante los medios la tarde del viernes:

La ley en Mississippi dice que tenemos 10 días para permanecer en el negocio desde el momento en que el Fiscal General firma la certificación”, expresó.

Apostaría dinero a que esa certificación estaba esperando en la oficina hoy. Eso significa que estaremos abiertos durante los próximos 10 días y atenderemos pacientes durante los próximos 10 días”, añadió Derzis.

En entrevista con Metro.co.uk, la mujer expresó que, aunque se cierre el edificio, ellas seguirán ayudando a las mujeres.

“The Pink House, aunque es un edificio maravilloso, es solo un edificio (…) La gente seguirá porque ese es nuestro espíritu”, dijo. “Eso es lo que hacemos. Hacemos abortos”, le dijo al medio británico.

Todavía estamos aquí, todavía estamos luchando (…) Simplemente estamos peleando en un lugar diferente”, expresó por su parte la directora de la clínica, Shannon Brewer.

El martes, a través de redes sociales, The Pink House Fund informó que está abriendo una clínica en Las Cruces, Nuevo México, un estado que ha optado por mantener el aborto legal durante todo el embarazo.

Derenda Hancock, coorganizadora de Pink House Defenders, indicó que su grupo seguirá acompañando a las mujeres durante los próximos 10 días, hasta que atiendan a la última paciente que les sea permitido. “Manténganse al tanto. Recién ahora nos estamos rebelando”, sentenció.

Te puede interesar:
* Agencia financiera ofrece a sus trabajadores cubrir viajes para abortar
* Los 13 estados donde el derecho al aborto estaría bajo amenaza tras la anulación de Roe v. Wade
* Joe Biden advierte que la lucha no ha terminado tras la revocación de Roe v. Wade
* Greg Abbott celebra la decisión de la Corte Suprema sobre el aborto: “Texas siempre luchará por los inocentes por nacer”