Exclusiva

Funcionario público de Nueva York sueña con ser presidente de Haití: Jude Elie quiere reconstruir su sufrido país

Al cumplirse un año del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, un compatriota suyo con amplia experiencia como funcionario público en Nueva York sueña con comenzar una nueva era política en el país más sufrido del continente americano: Jude Elie

Jude Elie, ingeniero haitiano con amplia experiencia laboral en NYC.
Jude Elie, ingeniero haitiano con amplia experiencia laboral en NYC.
Foto: Cortesía

Tras años en escritorios ejecutivos de la Autoridad de Vivienda de la ciudad Nueva York (NYCHA) y MTA, el ingeniero civil Jude Elie de 51 años sueña con ser presidente de Haití, su país natal, el más atribulado del hemisferio occidental.

No lo asustan los inmensos retos en la isla caribeña plagada de pobreza extrema, insalubridad, analfabetismo, instituciones débiles, infraestructura frágil en comunicación y vialidad, desastres naturales, corrupción y el magnicidio hace exactamente un año de Jovenel Moïse. Semanas después, Elie estaba en Puerto Príncipe y sintió en primera fila el devastador terremoto del 14 de agosto, otra constante en Haití.

En esa crisis política y humanitaria del verano 2021, Elie dijo sentirse más inspirado a unirse a la carrera presidencial, aunque todavía hoy ni siquiera hay clara fecha para nuevos comicios. “El hecho de que hace casi un año no se fija fecha de elecciones demuestra lo enfermo, desorganizado y corrupto que está mi país. Cuanto antes mejor para finalmente dar el poder al pueblo”.

Según se biografía, una de sus metas es llevar a la diáspora de todas las áreas del mundo de regreso, “para reconstruir Haití juntos, disfrutar de la libertad y la prosperidad”.

Como muchos, emigró por presiones económicas, pero Elie es de entrada un haitiano muy por encima del promedio de sus compatriotas: su origen familiar le permitió graduarse en la segunda escuela de ingeniería más antigua de EE.UU. (New York University Tandon School of Engineering), con una Maestría en Ciencias, luego de estudiar en Université GOC Haiti.

“La corrupción de la llamada élite política genera violencia, pobreza extrema, asesinatos. No podría decir que Haití es una “República Bananera” porque no quiero insultar a los bananeros…”

Jude Elie, aspirante a la presidencia de Haití

También se ha especializado como ingeniero en Florida Atlantic University, State University of New York (SUNY), y en Ciencias Políticas en la afamada Sorbonne Université de París. En el mercado laboral suma años como ejecutivo público en Nueva York, entre NYCHA, NY Department of Transportation, NYC Transit y Long Island Railroad/MTA.

-¿Cómo esa experiencia podría ser útil en Haití, siendo tan diferente a Nueva York?
-El pueblo y mi país están sufriendo. La corrupción de la llamada élite política genera violencia, pobreza extrema, asesinatos. No podría decir que Haití es una “República Bananera” porque no quiero insultar a los bananeros. Sólo la honestidad, la democracia real, la transparencia y el apoyo internacional pueden salvar a mi amado país. A través de mis estudios, mi experiencia laboral y mis relaciones internacionales, puedo hacerlo. Estoy realmente contento con mis variadas experiencias en NYCHA y en los sistemas de transporte de Nueva York. Es gracias a estas experiencias que podré modernizar completamente el transporte de Haití para que la gente pueda viajar con seguridad y comodidad. De NYCHA, traeré el conocimiento y el cuidado que Nueva York tiene para su gente para reconstruir mejor Haití y proporcionar viviendas adecuadas para todos.

-Haití tiene una larga historia de inestabilidad y tragedia. ¿Qué haría de usted un presidente diferente? ¿Tiene soluciones específicas para los principales problemas del país?
-Restaurar la ley y el orden. Fin de la corrupción, más seguridad, un estado real fuerte, una economía decente. No más pandillas, una policía y un ejército fuertes y no corruptos.

-Ha vivido muchos años en el extranjero. ¿Cómo respondería a aquellos que dicen que no está conectado con la difícil vida cotidiana en Haití?
-Haití es mi madre, soy un hijo de Haití. Mi corazón siempre estuvo en Haití, ahora vivo allí y siento el dolor increíble de la gente. Ayudaré a Haití a volver a estar radiante. Mi experiencia y relativo éxito ayudarán a la gente. Actualmente vivo entre Haití, Nueva York, Florida, Los Ángeles y Canadá, buscando oportunidades para mi país. Mi base es Haití.

-¿Cómo revertir la alta tasa de emigración de Haití?
-La respuesta es obvia: haciendo un país más próspero donde la gente finalmente tenga una buena vida. Ellos lo merecen. También es generar empleo masivo y crear un cuerpo de jóvenes para involucrarlos en el desarrollo de su país. Debemos aprovechar al máximo todas las tecnologías nuevas y avanzadas, e implementarlas en Haití.

-Usted ha vivido en Nueva York, donde los dominicanos son una gran comunidad. Pero República Dominicana ha tenido una historia dramática contra Haití, su único vecino fronterizo. ¿Cómo mejorar eso?
-Haití importa $2.4 mil millones de dólares en bienes cada año de República Dominicana. Existe una estrecha simbiosis entre los dos países. Estamos destinados a convivir y crecer juntos. Cuanto antes dejemos de lado las diferencias pasadas y negociemos un modus vivendi de ganar-ganar, mejor para todos los involucrados. Estamos compartiendo la misma isla. Si Haití es finalmente una democracia sin corrupción, seremos hermanos de nuevo.

-¿Cree que EE.UU. y el ex colonizador Francia lo apoyarían como presidente de Haití?
-Soy un haitiano. Me inspira la independencia obtenida por Toussaint Louverture, un gran haitiano al que venero. Estoy libre de cualquier país extranjero ya que mi lema es “¡Haití primero!” Sin embargo, Estados Unidos puede ayudarnos económicamente debido a su poder y proximidad. Francia tiene relaciones culturales de larga data con Haití. Desarrollémoslo por el bien de la sociedad haitiana. Hagamos fuerte a Haití.

Jude Elie en el Alto Manhattan 2022 / Foto: Cortesía

.