Guardia hispano lleva dos semanas en coma tras ser acuchillado por cliente furioso en sucursal Chase Bank de Nueva York

Un cliente apuñaló a un guardia bancario en NYC. Su corazón se detuvo durante 21 minutos, lo que resultó en múltiples accidentes cerebrovasculares mientras el personal médico intentaba devolverlo a la vida. Dos semanas después sigue inconsciente con una lesión cerebral

86th St con 2nd Av, NYC.
86th St con 2nd Av, NYC.
Foto: Google Maps

Abel Morales lleva dos semanas hospitalizado inconsciente desde que fue acuchillado por un cliente hispano furioso en una sede del Chase Bank en el Upper East Side de Manhattan (NYC).

Morales estaba trabajando como guardia de seguridad en el banco la mañana del 15 de julio cuando fue acuchillado en el cuello. Al día siguiente la policía de Nueva York detuvo como sospechoso del crimen a Jorge Santiago, de 34 años. Fue acusado de intento de asesinato, asalto posesión criminal de un arma.

Sahara Morales, hija de la víctima, ha iniciado una colecta a su nombre en GoFundMe, donde ha superado con creces la meta inicial. “El cliente apuñaló a Abel en el cuello, dejándolo por muerto. El corazón de Abel se detuvo durante un total de 21 minutos, lo que resultó en múltiples accidentes cerebrovasculares mientras el personal médico intentaba devolverlo a la vida. Hasta hoy, todavía está inconsciente en el hospital con una lesión cerebral en el lado derecho (…) lo que hace que el lado izquierdo de su cuerpo quede paralizado. Abel tiene tres hijos y una esposa que dependen exclusivamente de él económicamente”, se lee en el pedido de fondos.

El intento de homicidio sucedió dentro del vestíbulo del Chase Bank en East 86th Street cerca de 2nd Av. El sospechoso huyó después del ataque. Supuestamente tenía dos cuchillos en el momento de su arresto, pero no se supo de inmediato si las armas eran las mismas que se usaron en el banco. Aunque fue arrestado en El Bronx, Santiago vive en la calle 96 del Upper East Side, a unas 10 cuadras de la escena del crimen.

Según NYPD, el sospechoso se presentó en el banco antes de que abrieran y primero discutió con el guardia de seguridad porque exigió que lo dejaran acceder, pero le respondieron que tendría que esperar porque el lugar aún no estaba operativo. Luego cuando vio a los trabajadores entrar al banco, se puso furioso, pensando que eran clientes.

El atacante regresó más tarde cuando abrió el banco, se reunió con un empleado y se enfureció nuevamente cuando le dijeron que los servicios que necesitaba no se podían realizar en persona y que tenían que ser gestionados por teléfono. En ese momento el sospechoso comenzó a alterarse y el gerente del banco le pidió que se fuera, pero antes de abandonar el lugar apuñaló al guardia de seguridad en el vestíbulo.

En abril de 2013, Santiago fue arrestado por acuchillar a otro hombre en la cara El Bronx. En un episodio similar, en el verano pasado el mexicano Miguel Solórzano sobrevivió milagrosamente tras ser atacado con un hacha cuando usaba un cajero automático (ATM) del Chase Bank en el Bajo Manhattan.