Se deteriora la lucidez del actor Andrés García; ahora se quemó la garganta

Los 81 años del actor de origen dominicano le están cobrando factura a su salud

El galán otoñal reconoce que necesita recuperar su equilibrio mental.
El galán otoñal reconoce que necesita recuperar su equilibrio mental.
Foto: Mezcalent

La gloriosa época que vivió Andrés García al ser uno de los galanes más solicitados y mejor pagados en la cinematografía mexicana contrasta con la penosa situación que enfrenta víctima del paso del tiempo y de las enfermedades crónico degenerativas que enfrenta.

Hace unas semanas, la difusión de un video en redes sociales, donde se le aprecia en cama luego de haber sufrido una aparatosa caída que le produjo un corte en la cabeza y un severo golpe en su cuerpo, despertó la alarma entre sus familiares y admiradores quienes no daba crédito al escucharlo mencionar que sentía cerca la muerte.

“La verdad sí la siento cerca, porque estoy muy golpeado, muy lastimado, me duele todo el cuerpo. A parte de eso, tengo antecedentes que me han mermado mucho mis facultades.

Fue una semana desafortunada porque me caí dos veces, me pegué muy feo los huesos de la espalda, del hombro y de todo el cuerpo”, señaló en una entrevista para el programa “Venga la alegría”.

Después, la repentina visita de su hijo Leonardo pareció aliviar un poco la salud del veterano actor de 81 años, a quien a través de una fotografía posteada en Instagram se le pudo observar hasta sonrreir.

Sin embargo, los males de Andrés García se intensificaron de nueva cuenta, pues además de presentar problemas de diarrea, su pérdida de memoria fue la causa de que ingiriera una solución muy agresiva para su garganta, pues se la quemó y ahora registra cierta dificultad para hablar.

“Esto de la garganta que traigo es una estupidez. La tenía un poquito rasposa, pero era casi normal, digamos. Iba a hacer una entrevista y dije: ‘Me voy a limpiar la garganta’ y me eché eso de yodo, Isodine, pero por ‘la torpeza de los viejos’, en lugar de medirle, no más me eché un chingo de Isodine, un poquito así de agua, hice gárgaras y me quemé la garganta“, señaló para el programa “De primera mano”.

El galán otoñal además reconoció que debido a su avanza edad en las últimas semanas ha tomado malas decisiones.

Ahora estoy haciendo una serie de decisiones mal hechas, como que he perdido la coordinación, la cordura, y me acuerdo mucho de las palabras de mi papá, que decía que era ‘la torpeza de los viejos,’ porque las decisiones que tomo no son las adecuadas para nada. Necesito recuperar mi equilibrio mental“, confesó.

Te puede interesar: