La ciudad de Nueva York suma nueva herramienta a su lucha contra la crisis de opioides

La Administración Adams amplía el acceso a la tecnología para detectar fentanilo y otras sustancias posiblemente letales, para frenar las sobredosis

Sam Rivera,  director ejecutivo de OnPoint NYC, consideró la iniciativa como una herramienta invaluable para el trabajo que ellos realizan.
Sam Rivera, director ejecutivo de OnPoint NYC, consideró la iniciativa como una herramienta invaluable para el trabajo que ellos realizan.
Foto: Timothy A. Clary / AFP / Getty Images

La ciudad de Nueva York sumó una nueva herramienta a la lucha contra la crisis de opioides que continúa devastando comunidades en toda la ciudad.

El alcalde Eric Adams y el comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH), Dr. Ashwin Vasan, anunciaron recientemente la ampliación del acceso a la tecnología para detectar fentanilo y otras sustancias posiblemente letales en drogas obtenidas previamente, a los sitios que ejecutan programas de servicio de jeringas (SSP) -ubicados junto con los centros de prevención de sobredosis (OPC), con lo que se busca reducir el número de sobredosis y revertir las perturbadoras cifras de muertes relacionadas al uso de opioides en la Gran Manzana.

Y es que sólo en el tercer trimestre de 2021 (julio a septiembre), hubo 709 muertes por sobredosis de drogas en la ciudad de Nueva York, en comparación con 552 muertes durante el mismo período de 2020.

Durante una visita el viernes 5 de agosto a un centro de prevención de sobredosis, el alcalde Adams remarcó que la epidemia de opioides ha cobrado la vida de miles de neoyorquinos y la pandemia sólo exacerbó esta crisis.

“Hoy, un neoyorquino pierde la vida por una sobredosis cada tres horas, por lo que es esencial que utilicemos todas las herramientas de nuestro arsenal para abordar la crisis de sobredosis”, sostuvo el mandatario municipal.

Desde que abrieron sus puertas a fines del año pasado, dos centros de prevención de sobredosis operados por OnPoint NYC han intervenido en más de 390 posibles sobredosis para evitar lesiones o la muerte.

Para el comisionado del DOHMH, la crisis de sobredosis requiere respuestas audaces e innovadoras, y eso es exactamente lo que representa esta iniciativa.

“Nuestro objetivo, al coubicar los servicios de verificación de drogas y los centros de prevención de sobredosis, es que podamos trabajar para salvar aún más vidas”, manifestó el Dr. Vasan.

Por su parte, Sam Rivera, director ejecutivo de OnPoint NYC, consideró que las máquinas de pruebas proporcionadas por la ciudad servirán como una herramienta invaluable en la misión de OnPoint NYC de salvar vidas.

El DOHMH ampliará los servicios de examinación de drogas a OnPoint NYC. Técnicos capacitados utilizarán un espectrómetro Bruker Alpha FTIR (Fourier Transform Infrared) para identificar la presencia y las cantidades aproximadas de una amplia gama de sustancias, incluido el fentanilo, en muestras de drogas traídas por los participantes del programa.

Todas las personas que usen esta iniciativa de verificación de drogas del DOHMH recibirán asesoramiento personalizado, incluido el acceso a la naloxona y la educación para la prevención de sobredosis. Aunque los servicios de control de drogas son una importante intervención de salud pública y están muy extendidos a nivel internacional, la ciudad de Nueva York se encuentra entre los pocos departamentos de salud que implementan estos servicios en los Estados Unidos.

“La ciudad de Nueva York está liderando la nación con estrategias de divulgación y reducción de daños para llegar a las personas que luchan con problemas de uso de opioides”, dijo la vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, Anne Williams-Isom.

“Esta visita destaca ese trabajo, muestra cómo los OPC han ayudado a evitar muertes y lesiones por sobredosis, y demuestra nuevas intervenciones de seguridad, incluida la verificación de drogas. Su trabajo impacta positivamente a muchas personas y familias en toda la ciudad”, agregó Williams-Isom.