Hombre en Connecticut obligó a su hijo a comer su propio excremento como castigo y luego golpeó a los hermanos que trataron de ayudarlo

El abusador mantenía cautivo en un armario al menor y le había dado una caja para que defecara

Kevin Grant y Kaitlin Elizabeth Baptiste enfrentan cargos de abuso infantil en Connecticut.
Kevin Grant y Kaitlin Elizabeth Baptiste enfrentan cargos de abuso infantil en Connecticut.
Foto: Policía de Naugatuck / Cortesía

Un hombre en Connecticut está acusado de abusar de sus hijos menores al punto que obligó a uno de estos a comer su propio excremento mientras lo dejó encerrado en un armario.

Agentes de la policía arrestaron a Kevin Grant, de 33 años, en Naugatuck.

El hombre además obligó a una de las víctimas a dormir por meses en el armario y a que tragara salsa picante hasta que vomitara.

La investigación, que se extendió por dos años, arrojó horribles detalles de los abusos a los que el agresor sometía a sus cuatro hijos entre las edades de 5 a 11 años.

La denuncia criminal que divulgó recientemente WFSB detalla además que el acusado forzó a los menores a golpearse entre ellos con un bate de béisbol con púas.

Grant encerró a uno de los menores en un armario. Cuando la víctima le dijo que tenía que ir al baño, el hombre supuestamente le dio una caja para que defecara en el interior de “closet”. Seguidamente, el acusado obligó a sus hermanos a que observaran cómo hacía que el pequeño comiera sus propias heces.

“Esto es lo que pasa cuando no te comportas”, le habría dicho el hombre al niño mientras lo abusaba.

Uno de los hermanos le llevó leche al niño, pero cuando Grant se dio cuenta los golpeó con una correa tan brutalmente que pensaron que iban a morir.

Grant además enfrenta acusaciones de poner petardos en el pantalón de uno de los menores y reírse mientras el material explotaba.

El sospechoso fue arrestado el 10 de agosto luego de que en mayo trascendieran las nuevas alegaciones en su contra.

El sospechoso está acusado de imprudencia temeraria, riesgo de lesiones a un niño y crueldad intencional a personas. 

La esposa de Grant, Kaitlin Elizabeth Baptiste, de 29, está acusada de ser cómplice en los abusos, ya que presenció lo que estaba pasando y no tomó acción para detener a su pareja. La mujer fue arrestada en octubre de 2022 bajo cargos que incluyen riesgo de lesiones a un niño e imprudencia temeraria.