¿Por qué una nave espacial de la NASA chocará contra un asteroide el próximo lunes?

En el primer experimento de su tipo para "salvar al mundo", la NASA está a punto de golpear a un pequeño e inofensivo asteroide a millones de kilómetros de distancia

Una nave espacial llamada Dart colisionará contra un asteroide el lunes 26 de septiembre.
Una nave espacial llamada Dart colisionará contra un asteroide el lunes 26 de septiembre.
Foto: JIM WATSON/AFP / Getty Images

En el primer experimento de su tipo “para salvar al mundo”, la NASA está a punto de golpear a un pequeño e inofensivo asteroide a millones de kilómetros de distancia.

Una nave espacial llamada Dart colisionará con el asteroide el próximo lunes 26 de septiembre, con la intención de golpearlo de frente a 14,000 millas por hora. El impacto debería ser suficiente para empujar al asteroide a una órbita ligeramente más estrecha alrededor de su roca espacial compañera, lo que demuestra que si un asteroide asesino alguna vez se dirige hacia nosotros, tendríamos una gran posibilidad de desviarlo.

“Esto es material de libros de ciencia ficción y episodios realmente cursis de ‘StarTrek’ de cuando yo era niño, y ahora es real”, dijo este jueves el científico del programa de la NASA, Tom Statler.

Cámaras y telescopios observarán el choque, pero llevará días o incluso semanas averiguar si realmente cambió la órbita.

La prueba de defensa planetaria de $325 millones de dólares comenzó con el lanzamiento de Dart el otoño pasado.

El asteroide con la diana es Dimorphos, a unas 7 millones de millas de la Tierra. En realidad, es el insignificante compañero de un asteroide de 2,500 pies llamado Didymos, que en griego significa gemelo. 

Descubierto en 1996, Didymos gira tan rápido que los científicos creen que arrojó material que finalmente formó una pequeña luna. Dimorphos, de aproximadamente 525 pies de ancho, orbita su cuerpo principal a una distancia de menos de una milla.

“Esto realmente se trata de la desviación de asteroides, no de la interrupción”, dijo Nancy Chabot, científica planetaria y líder del equipo de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, que está administrando el esfuerzo. 

“Esto no va a hacer estallar el asteroide. No lo va a dejar en muchos pedazos”. El impacto excavará un cráter de decenas de metros de tamaño y arrojará alrededor de 2 millones de libras de rocas y tierra al espacio.

La NASA insiste en que hay cero posibilidades de que un asteroide amenace a la Tierra al menos en los próximos 100 años.

El laboratorio de Johns Hopkins adoptó un enfoque minimalista al desarrollar Dart, abreviatura de Prueba de redirección de doble asteroide (por sus siglas en inglés), dado que es esencialmente un ariete y se enfrenta a una destrucción segura. Tiene un solo instrumento: una cámara utilizada para navegar, apuntar y registrar la acción final.


También lee:
· Dimorphos, el asteroide que la NASA intentará desviar en su primera misión de defensa planetaria
· Arranca con éxito la primera misión de defensa planetaria de la NASA
· NASA descarta que algún asteroide choque con la Tierra en 100 años