Promueven proyecto de ley en NY para que inmigrantes con casos de deportación tengan abogados gratuitos

Con el apoyo de varios legisladores de Albany, la pieza legislativa de la asambleísta Catalina Cruz busca crear un sistema donde se asignen defensores como un derecho para los procesados de bajos recursos

Promueven ley estatal para que inmigrantes de bajos recursos con procesos de deportación tengan abogados gratuitos
Promueven ley estatal para que inmigrantes de bajos recursos con procesos de deportación tengan abogados gratuitos
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

José Martínez se cruzó la frontera el año pasado, y aunque estuvo recluido en un centro de detención por más de un mes y le dieron una cita ante las autoridades de inmigración para comenzar su solicitud de asilo, lo que le dio cierta tranquilidad, hace unas semanas se enteró que en su contra ya pesa una orden de deportación.

El joven colombiano de 28 años, quien trabaja en un “deli” de Brooklyn, no ha podido avanzar en su proceso ante Inmigración, pues afirma que no tiene un abogado que lo defienda de manera gratuita y las opciones de defensa privada están lejos de su alcance.

“He tratado de averiguar para tener un abogado de esos que pone la Ciudad, y me dicen que llame a un lado, luego a otro y en ningún lado hay disponibilidad, y los abogados privados que he averiguado, me cobran entre $8,000 y $12,000 dólares“, comenta el colombiano. “Yo de dónde voy a sacar tanta plata si a duras penas lo que gano me da para sobrevivir. Por ahora no tengo otra opción que no presentarme a la corte y rezar para que no ma agarren”, comenta el indocumentado, con mucha impotencia.

Y entendiendo que uno de los grandes retos que enfrentan inmigrantes de bajos recursos en procesos de deportación es poder contar con un abogado que navegue el complejo sistema migratorio y pueda ayudarlos a conseguir algún tipo de alivio, en la Legislatura estatal cursa un proyecto de ley que busca garantizar que quienes se enfrentan a casos de deportación, por ley tengan un defensor.

Así lo plantea una iniciativa legislativa impulsada por la asambleísta latina Catalina Cruz en la cámara baja de Albany, y el senador Brad Hoylman en la Cámara alta.

La llamada ley de Acceso a Representación Legal (S81B/A1961), que actualmente se encuentra en comité, a la espera de que se dé la orden para avanzar en su proceso legislativo garantizaría que cualquier inmigrante en Nueva York de bajos ingresos que enfrente deportación tenga un abogado que lo defienda.

La asambleísta Cruz explicó que el objetivo del proyecto de ley, que ha tomado más fuerza entre varios políticos estatales con la llegada de más de 13,000 inmigrantes a Nueva York, convertiría al Estado en el primero en establecer un sistema de derecho a abogados para inmigrantes que luchan sus casos.

“Nosotros queremos crear algo similar al sistema que hay en las leyes criminales, donde a todas las personas que enfrentan casos, la ley y la Constitución les otorga representación”, dijo la legisladora del condado de Queens. “El problema es que no existe lo mismo con las leyes de inmigración, pero hay que entender que aunque violar ley de inmigración es un asunto civil, puede cargar las mismas consecuencias de la ley criminal, incluso cárcel o deportación, lo que a muchos de los procesados los envía a una muerte segura en sus países”.

La política de origen colombiano se mostró optimista de que la Legislatura apruebe la ley en la próxima sesión del 2023, o incluso si se llegara a convocar una sesión extraordinaria por parte de la Gobernadora Hochul, pues cada vez más asambleístas y senadores se han venido sumando a la iniciativa.

Tenemos que atacar un ángulo de necesidad haciendo que quienes vienen con esta crisis migratoria, que ha ido creciendo, puedan tener representación automática, pues sabemos que si no es así, la gente va a estar enfrentándose a procesos legales de inmigración sin abogados y los chances de ganar sus casos son mínimos“, dijo la legisladora.

Datos de diferentes organizaciones revelan que cuando los inmigrantes pelean sus casos en las cortes con el apoyo de un abogado, sus opciones de salir victoriosos aumentan en casi 50% e incluso en ciertos casos en 70%.

La inversión total del proyecto sería de $300 millones de dólares, que comenzaría con la asignación de $50 millones en el primer año de implementación de la ley, cifra que aumentaría paulatinamente.

El proyecto de ley destacó que siendo Nueva York hogar de más de 4.5 millones de inmigrantes, se estima que casi 1 millón carecen de estatus legal, lo que los hace vulnerables, pues potencialmente podrían enfrentar procedimientos judiciales de inmigración.

“Los neoyorquinos enfrentan numerosos desafíos en su acceso a un abogado, incluyendo distancias geográficas, temores políticos, consideraciones financieras, largas listas de espera y barreras idiomáticas”, destacó el proyecto. “Los neoyorquinos no pueden pagar un abogado que los defienda en la corte de inmigración, procedimientos, y a menudo no pueden obtener asistencia legal gratuita o abogados de bajo costo, ya sea por falta de fondos, o fondos restrictivos, y falta de tales proveedores en muchas áreas de Nueva York, u otras barreras”.

De acuerdo al texto del proyecto de ley, un estudio del Consejo de Inmigración Estadounidense, basado en datos de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración del Departamento de Justicia, comprobó que tener un abogado hace más probable que se gane un caso.

“El noventa por ciento de los inmigrantes no representados en las concesiones con órdenes de remoción fueron removidos en ausencia versus solo el 29 por ciento de sus contrapartes representadas con órdenes de remoción”, agregó el reporte.

Murad Awawdeh, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC) manifestó su apoyo a la iniciativa y afirmó que todos los neoyorquinos merecen “una oportunidad justa de justicia” en los tribunales.

Durante demasiado tiempo, los neoyorquinos inmigrantes de bajos ingresos han pagado un alto precio por su falta de capacidad para pagar un abogado cuando están en proceso de deportación. Mientras Texas continúa jugando juegos crueles con las vidas de los solicitantes de asilo al expulsarlos a otros estados, a menudo sin documentos de identificación u otros materiales que los ayuden a presentar su caso de refugio, Nueva York debe tomar la iniciativa en la promoción de la equidad en nuestro sistema judicial de inmigración”, advirtió el activista.

“La Ley de Acceso a la Representación apoyará la equidad y la justicia en nuestro sistema judicial de inmigración y ayudará a mantener unidas a las familias de Nueva York”, agregó Awawdeh.

Yesenia Mata, directora de la organización La Colmena, hizo un llamado a Albany a que dé luz verde al proyecto de la asambleísta Cruz y el senador Hoylman lo más pronto posible.

“Este proyecto de ley es un paso hacia adelante para nuestra comunidad. Todos tenemos que tener el derecho de representación en las cortes. Por eso es importante que la comunidad empuje a los oficiales electos para que esta iniciativa se apruebe en el Estado”, dijo la activista comunitaria de Staten Island, quien desde ya anticipó que la batalla será dura. “Sabemos que tal vez no va a ser fácil, pero por eso seguiremos luchando”.

Manuel Castro, Comisionado de la Oficina de Asuntos Migratorios de la Administración del alcalde Adams, destacó el compromiso que la Ciudad de Nueva York ha mostrado por defender y apoyar a los inmigrantes y manifestó que respaldan completamente la iniciativa de ley.

“Ahora más que nunca, la Ciudad apoya la Ley de Acceso a la Representación, que otorgaría a los inmigrantes neoyorquinos un abogado designado por el gobierno en la corte de inmigración. Sabemos que cuando los inmigrantes son representados por un abogado, sus posibilidades de que se les otorgue un beneficio migratorio aumentan dramáticamente”, dijo el funcionario municipal.

El Comisionado Castro agregó que en momentos en que la Gran Manzana ha visto una afluencia de solicitantes de asilo, esta legislación estatal mantendría unidas a las familias y garantizaría el debido proceso para vecinos inmigrantes que están tratando de construir una vida mejor.

“Si bien la Ciudad es uno de los orgullosos patrocinadores del Proyecto de Unidad de Familias Inmigrantes de Nueva York, el primer programa de representación universal del país para inmigrantes detenidos, el Estado debe proteger este derecho en nuestra jurisprudencia legal”, concluyó Castro.

Detalles de la ley de Acceso a Representación Legal

  • La Ley establecería un derecho universal para asesorar a los neoyorquinos pobres que están sujetos a deportación, procedimientos bajo la ley federal de inmigración, así como esfuerzos para obtener órdenes de hallazgos especiales o certificaciones de ayuda en la corte estatal
  • Se nombraría al Director de la Oficina para Nuevos Estadounidenses del Estado de Nueva York como administrador a cargo de hacer efectivo este derecho, y lo facultaría para promulgar reglas de entrada, políticas y procedimientos según sea necesario
  • Se monitorearía y mejorarían los servicios legales prestados a las personas cubiertas
  • Se exigiría presentar un informe anual sobre el programa
  • Se requeríría que el Estado de Nueva York apropie las sumas necesarias para hacer efectivo el derecho a
  • consejería legal
  • $300 millones se invertirían en total al final de su implementación plena en cinco años, pero se comenzaría con una asignación de $50 millones
  • 90 días después de convertida en ley entraría en vigor

La inmigración en Nueva York en cifras

  • 4.5 millones de inmigrantes viven en NY
  • 1 millón de inmigrantes en NY carecen de estatus legal
  • 13,000 inmigrantes han llegado en los últimos meses desde texas
  • 75,000 es la cifra de inmigrantes que se espera lleguen este año
  • 90% de los inmigrantes no representados con órdenes de remoción fueron removidos en ausencia
  • 29% de inmigrantes representados con órdenes de remoción fueron removidos
  • 44% de los inmigrantes representados reciben una audiencia de custodia
  • 18% de inmigrantes sin representación reciben el mismo beneficio
  • 44% de los inmigrantes representados fueron liberados de la custodia
  • 11% de inmigrantes no representados consiguieron ese beneficio