“Trataban a la gente como animales”: trabajadores hispanos reclaman miles de dólares no pagados a dueño de restaurante en Nueva York

Desde hace 11 años unos hispanos esperan que el dueño de un restaurante de Long Island les pague decenas de miles de dólares en salarios atrasados como ordenó el Departamento del Trabajo (DOL)

Rockville Centre, Long Island, NY.
Rockville Centre, Long Island, NY.
Foto: Google Maps

Desde hace 11 años unos trabajadores hispanos esperan que su ex jefe, propietario de un restaurante italiano popular en el condado Nassau (Long Island, NY) les pague decenas de miles de dólares en salarios atrasados.

Según documentos judiciales, Nick Angelis, identificado en documentos judiciales como el propietario de “Sunrise Pizza”, también conocida como “Nick’s Pizza” en Rockville Centre, debe $283,551 dólares a ocho de sus ex empleados, reportó ABC News. La cifra fue calculada por el Departamento del Trabajo (DOL) del estado Nueva York.

“Puse demasiado amor en este trabajo y ahora ¿dónde está el dinero?”, se pregunta Jorge Martínez Romero, quien laboró en “Nick’s Pizza” desde 2003 y según los registros del DOL se le deben $41,065.14 dólares.

En agosto de 2011 el DOL citó a Angelis por violar las leyes salariales estatales y le ordenó pagar a los trabajadores $283,551 dólares en total. Pero los afectados afirman que nunca recibieron notificación de la orden de cumplimiento y sólo se enteraron 10 años después.

Kristin Thorne, reportera de ABC News, se asoció con el portal de noticias de la Universidad de Hofstra The Long Island Advocate para hacer seguimiento a la investigación.

Los ex empleados les dijeron que durante años trabajaron de 60 a 75 horas a la semana y se les pagó una tarifa fija que equivalía a muy por debajo del salario mínimo, tanto en efectivo como con cheque. Y cuando hablaron con la gerencia sobre sus bajos salarios, les dijeron que podían encontrar otro empleo.

“Trataban a la gente como animales”, afirmó Julio Contreras, otro de los ex trabajadores entrevistados. En 2009 presentaron una denuncia ante el DOL. Pero “Nick’s Pizza se ha salido con la suya durante años y el estado no ha recibido el dinero para estos trabajadores”, dijo Nadia Marin-Molina de la Red Nacional de Organización de Jornaleros (NDLON).

El DOL de Nueva York dijo en un comunicado: “Estamos trabajando activamente en este caso y preparados para aplicar todas las medidas disponibles para garantizar que estos trabajadores reciban el pago que se les debe. No se tolerará el robo de salarios y el DOL sigue comprometido con proteger a los neoyorquinos trabajadores de los malos actores que intentan estafarlos para quitarles los salarios ganados con tanto esfuerzo”.

Angelis no ha estado disponible para comentarios. Miguel Alassevillano de Workplace Project en Hempstead también ha estado tratando de ayudar a los trabajadores desde que llegaron a una reunión comunitaria organizada por su grupo. Para él se trata de un problema de derechos humanos. “Deben ser pagados y recompensados”, sentenció.