Policía en Raleigh, North Carolina, inspecciona vivienda en zona de tiroteo en el que murieron cinco personas y otras tres resultaron heridas

El sospechoso del tiroteo, que no ha sido identificado, disparó en una ruta de senderismo la tarde del jueves y acabó con la vida de cinco personas, incluyendo a un policía que estaba de civil

Oficiales de la policía de Raleigh (Carolina del Norte)  en la zona del tiroteo este jueves.
Oficiales de la policía de Raleigh (Carolina del Norte) en la zona del tiroteo este jueves.
Foto: EPA/VEASEY CONWAY / EFE

WASHINGTON – La policía de Raleigh (Carolina del Norte) allanó el viernes una casa cerca del sitio donde tuvo lugar un tiroteo que acabó con la vida de cinco personas y dejó otras tres heridas.

Los agentes de policía fueron vistos entrando y revisando la propiedad en la madrugada del viernes, aunque no se ha aclarado aún si se trataba de la residencia del sospechoso, un joven de 15 años que fue detenido horas después del ataque, según recogen medios locales.

El atacante también resultó herido de gravedad, pero las autoridades no aclararon si fue producto del enfrentamiento con la policía o si por el contrario se causó daño a sí mismo, aseguraron los medios. La policía tiene previsto dar una rueda de prensa este viernes para ofrecer más detalles sobre lo ocurrido.

Las autoridades aún no han dado detalles que identifiquen al joven, quien disparó en una ruta de senderismo la tarde del jueves y acabó con la vida de cinco personas, incluyendo a un policía que estaba de civil.

El sospechoso estaba vestido con ropa de camuflaje y llevaba una escopeta de doble cañón en el momento del ataque.

El gobernador de Carolina del Norte, el demócrata Roy Cooper, dijo en Twitter ayer haber hablado con la alcaldesa de Raleigh, Mary Ann Baldwin, y haber ordenado a las Fuerzas de Seguridad estatales ayudar con la investigación.

Por su parte, Baldwin dijo que la jornada del jueves fue “triste y trágica” para la ciudad de Raleigh y pidió poner fin a la violencia “sin sentido” en EE.UU.

Varias patrullas policiales y una ambulancia acudieron al lugar de los hechos en torno a las 17:30 hora local del jueves (21:30 GMT) y se tardó aproximadamente tres horas desde que la alerta fue recibida y hasta que se logró detener al sospechoso.