Hombre murió arrollado saliendo del hospital en Nueva York: intentó cruzar la autopista a pie

Un hombre que acababa de salir del hospital y aún estaba con la bata y el brazalete del centro de salud murió arrollado la madrugada de ayer cuando intentó cruzar a pie una autopista en Brooklyn (NYC)

Sala de emergencia hospitalaria.
Sala de emergencia hospitalaria.
Foto: Getty Images

Un hombre que acababa de salir del hospital y aún estaba con la bata y el brazalete del centro de salud murió arrollado ayer en Brooklyn (NYC).

La víctima de 58 años había estado como paciente en Coney Island Hospital y al ser dado de alta fue atropellado fatalmente por un automóvil al intentar cruzar a pie Belt Parkway, la madrugada de ayer.

Fue golpeado en la parte oeste de la carretera cerca de Coney Island Avenue y el hospital por un sedán Honda Accord que pasaba alrededor de las 5:50 a.m. del viernes, dijo la policía.

El hombre fue pronunciado muerto en la escena. El conductor se quedó en el lugar y no fue acusado. No estaba claro cuándo el hombre había salido del hospital ni qué condición le había sido tratada. Su identidad tampoco fue revelada de inmediato, acotó New York Post.

Este año ha sido nefasto en el asfalto neoyorquino en los cinco condados. Del 1 de enero al 31 de julio unas 150 personas fallecieron en accidentes viales, según el Departamento de Transporte (DOT) de la ciudad. Particularmente hay un aumento del 129% en los incidentes de atropello y fuga en toda la ciudad.

Además de la violencia armada, los accidentes de tránsito han sido otro gran reto para el nuevo alcalde Eric Adams. Ello a pesar de “Vision Zero” (Visión Cero), plan de seguridad vial creado en 2014 por el entonces nuevo alcalde Bill de Blasio, quien prometió hacer que la urbe fuese más segura para peatones, ciclistas y automovilistas, con una meta de cero muertes para 2024.

La ciudad de Nueva York ya había experimentado en abril un aumento del 35% en accidentes de tránsito, alertó NYPD. A finales de ese mes hubo una racha trágica a un promedio de una persona muerta por arrollamiento cada día.