Pavo de Acción de Gracias: cómo elegir el adecuado

Para resolver qué pavo adquirir se deben de considerar varios factores, entre ellos, el tiempo que tienes para cocinar, la disponibilidad, el espacio en tu nevera y cuántas personas son tus invitados.

El pavo congelado requiere de un mayor tiempo de preparación que un pavo fresco, sin embargo, puede ser más barato y fácil de obtener.
El pavo congelado requiere de un mayor tiempo de preparación que un pavo fresco, sin embargo, puede ser más barato y fácil de obtener.
Foto: Shutterstock

El pavo es el plato estrella en la mesa de Acción de Gracias. Para quienes cocinarán el ave en casa, elegir la opción adecuada es una decisión importante. Pavo fresco o congelado, así como el tamaño que necesitas, son algunas dudas que ayudaremos a resolver.

Para resolver qué pavo adquirir se deben de considerar varios factores, entre ellos, el tiempo que tienes para cocinar, la disponibilidad, el espacio en tu nevera y cuántas personas son tus invitados.

Con el pavo congelado puedes obtener una comida exquisita como si se tratase de un pavo fresco. El pavo congelado es más fácil de conseguir y el precio suele ser más bajo.

Un pavo congelado puede resultar jugoso y exquisito como un pavo fresco. “Las técnicas de congelación rápida ayudan a mantener la carne en buen estado para minimizar la pérdida de humedad durante la descongelación”, dice Rodney Freidank, chef corporativo de Table 301 Catering a Eat This, Not That!

Un punto a tener en cuenta es el tiempo, un pavo congelado requiere de más días de preparación que un pavo fresco, un buen espacio de almacenamiento en el congelador y luego en la nevera.

Antes de cocinarse, el pavo congelado necesita de aproximadamente 24 horas de descongelación por cada 4 a 5 libras. Durante el periodo de descongelado y la noche en la que se deja en salmuera, el pavo debe permanecer en refrigeración, incluso después de sacarse de la salmuera, debe dejarse reposar en la nevera para que la piel se seque y obtener una buena textura en la piel al cocinarlo.

El tiempo total de preparación del pavo congelado va de tres a cuatro días. El pavo fresco puede tener una preparación más rápida, incluso se puede omitir el paso de la salmuera y preparar en un día.

De qué tamaño comprar el pavo

El peso del pavo a adquirir dependerá de la cantidad e invitados a tu mesa. Un rango aceptable va de media libra a una libra por persona. Además, puedes considerar un par de libras de más para las sobras.

Si ofrecerás una variedad de platillos además del pavo, como diferentes guarniciones y postre, puede bastar alrededor de media libra de ave por cada adulto. Al menos cuatro libras para ocho personas.

Te puede interesar:
Día de Acción de Gracias 2022: dónde conseguir pavo gratis este año
Por primera vez Popeyes realizará entregas nacionales de su pavo al estilo cajún
Por cuánto tiempo exactamente necesitas cocinar el pavo