Kamala Harris llega a Filipinas para reforzar acuerdos de seguridad con EE.UU.

Kamala Harris se reunirá con Marcos Jr. Presidente de Filipinas, en un encuentro que se espera que refuerce la alianza histórixa de seguridad entre Manila y Washington

El viaje de Harris a Filipinas se enmarca en unas semanas de intensa diplomacia en la región del sudeste asiático.
El viaje de Harris a Filipinas se enmarca en unas semanas de intensa diplomacia en la región del sudeste asiático.
Foto: HAIYUN JIANG / AFP / Getty Images

La vicepresidenta Kamala Harris llegó este domingo a Filipinas donde se reunirá con el presidente del país, Ferdinand “Bongbong” Marcos Jr., en una visita que se espera refuerce la alianza de seguridad entre el archipiélago asiático y la primera potencia mundial.

Harris llegó a Filipinas tras participar en Bangkok en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en una semana en la que el presidente Joe Biden estuvo también en la región, específicamente en Bali, participando en la reunión de líderes del G20 hasta el miércoles.

La vicepresidenta demócrata se reunirá el lunes con Marcos Jr., hijo del fallecido dictador Ferdinand Marcos, un encuentro que se espera refuerce la histórica alianza de seguridad entre ambos países, tras los pasos atrás dados durante la administración de su predecesor, Rodrigo Duterte, que anunció un mayor acercamiento a China.

Investido presidente el pasado 30 de junio, Marcos Jr. ha tratado de redirigir el enfoque de la política exterior filipina, después de que Duterte llegara incluso a fulminar temporalmente un acuerdo que permite a EEUU mantener presencia militar en el archipiélago.

El acuerdo, que entró en vigor en 1999, proporciona cobertura legal para que las tropas estadounidenses entren en Filipinas para maniobras conjuntas.

Además, Filipinas y EEUU mantienen otros tratados en materia de seguridad de mayor calado, como el Acuerdo de Defensa Mutua, que data de 1951.

Durante el corto mandato de Marcos Jr., se han producido varias reuniones de alto nivel con Estados Unidos, entre ellas una reunión del mandatario con Biden durante una viaje de este a Estados Unidos en septiembre, en el que quiso enfatizar que Filipinas considera a EE.UU. como un “amigo y socio”.

Se prevé que la visita de Harris vaya en esta dirección, y la vicepresidenta tiene además planeado el martes un viaje a la provincia de Palawan, vecina de las islas Spratly, en el mar de China Meridional y disputadas entre China y Filipinas, desde donde defenderá la ley internacional, sacando músculo ante Pekín.

Harris llega a Filipinas, país que intenta mantener la equidistancia entre China y EE.UU., un día después de su encuentro con el presidente chino, Xi Jinping, en los márgenes de la APEC, en el que le insistió en mantener la comunicación abierta entre ambas potencias.

El viaje de la vicepresidenta estadounidense a Filipinas se enmarca en unas semanas de intensa diplomacia en la región del sudeste asiático, después de que Biden y Xi se reunieran el lunes en los márgenes del G20.

Un encuentro que resultó en un cierto deshielo entre las primeras economías mundiales, si bien ambas continúan marcando terreno en el Indopacífico, su principal caballo de batalla, como muestra el viaje de Harris a Filipinas.

Lea también: