Comer peces de agua dulce de Estados Unidos se compara con beber un mes de agua contaminada con sustancias tóxicas

Comer un pez capturado en un río o lago de Estados Unidos se compara con beber agua muy contaminada con “químicos para siempre” durante todo un mes, según un estudio

Estudio señala que los peces de agua dulce de EE. UU. están altamente contaminados con "químicos para siempre".
Estudio señala que los peces de agua dulce de EE. UU. están altamente contaminados con "químicos para siempre".
Foto: Leon Rafael / Shutterstock

Los peces de agua dulce de Estados Unidos estarían tan contaminados con “químicos para siempre” que comer una sola porción de pez capturado en un río o lago del país cada año se compara con beber agua muy contaminada con químicos PFAS durante todo un mes, según un nuevo estudio publicado en Environmental Research.

Un equipo de investigadores analizó más de 500 muestras de ríos y lagos de los Estados Unidos entre 2013 y 2015. Según el estudio, el nivel total de PFAS en los peces de agua dulce fue 278 veces mayor que el que se ha encontrado en los peces vendidos comercialmente.

El informe del estudio también señala que una sola porción de pescado de agua dulce por año con el nivel medio de PFAS detectado por los programas de monitoreo de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. se traduce en un aumento significativo de los niveles de PFOS en el suero sanguíneo.

Las sustancias de perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS), conocidas como “productos químicos para siempre” son un grupo de productos químicos fabricados por el hombre. Se utilizan en la industria automotriz, artículos como sartenes antiadherentes, textiles, espumas de extinción de incendios, electrodomésticos, construcción y envases de alimentos.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los PFAS no se descomponen en el medio ambiente, pueden moverse a través de los suelos y contaminar las fuentes de agua potable, acumularse (bioacumularse) en los peces y la vida silvestre.

Según un informe del Environmental Working Group, durante décadas, los fabricantes de PFAS han tenido información que indica que los productos químicos pueden dañar la salud humana.
Costumer Reports refiere que una investigación sobre varios PFAS ha encontrado vínculos con el daño hepático y la enfermedad renal.

Los CDC indican que efectos en la salud humana por la exposición a niveles ambientales bajos de PFAS son inciertos. Los estudios de animales de laboratorio que recibieron grandes cantidades de PFAS indican que algunos PFAS pueden afectar el crecimiento y el desarrollo; también pueden afectar la reproducción, la función tiroidea, el sistema inmunitario y dañar el hígado.

El informe de la investigación publicada en Environmental Research señala que la exposición a contaminantes químicos en los peces de agua dulce en los Estados Unidos es un caso de injusticia ambiental que afecta especialmente a las comunidades que dependen de la pesca para su sustento y para las prácticas culturales tradicionales.

Los investigadores indican la necesidad de identificar y reducir las fuentes de exposición a PFAS es una prioridad urgente de salud pública.

Te puede interesar:
Hombre muere al comer ostra cruda contaminada en un restaurante de Florida
Las carnes frías serían la causa del 90% de casos de Listeria en Estados Unidos
Las marcas salsa para pasta en EE.UU. que han registrado contenido de PFAS