Dormir mal está relacionado con creencias sobre fantasmas y extraterrestres, según investigación

Tales creencias son más comunes entre aquellos que duermen menos horas por noche, tardan más en conciliar el sueño o luchan contra el insomnio

Quienes sufren de insomnio podrían ser más vulnerables a algunas creencias.
Quienes sufren de insomnio podrían ser más vulnerables a algunas creencias.
Foto: Ryan Miguel Capili / Pexels

Según una nueva investigación, la incapacidad de dormir bien podría hacer que la noche parezca aún más viva, lo que lleva a creencias más firmes sobre fantasmas, demonios, extraterrestres y el más allá.

Varios estudios previos han relacionado tales convicciones con trastornos específicos del sueño. Estos incluyen la parálisis del sueño, que implica una incapacidad temporal para moverse al despertar o quedarse dormido.

Esa condición está asociada con fenómenos alucinatorios, incluida la aparición repentina de figuras sombrías al lado de la cama, por lo que es comprensible que aquellos que experimentan travesuras tan soñolientas puedan estar más inclinados a creer en lo paranormal.

De hecho, tales ideas incluso son alentadas por numerosas explicaciones culturales para estos trastornos del sueño. 

Los autores de un nuevo estudio publicado en el Journal of Sleep Research, analizaron las respuestas de 8,853 personas a una encuesta sobre la calidad del sueño y las creencias paranormales.

En particular, buscaron determinar cómo el sueño afecta las convicciones de las personas con respecto a la existencia de fantasmas y demonios, la continuación del alma después de la muerte y la posibilidad de que los extraterrestres ya hayan visitado la Tierra.

En general, encontraron que tales creencias son más comunes entre aquellos que duermen menos horas por noche, tardan más en conciliar el sueño, luchan contra el insomnio o informan “una menor eficiencia del sueño”. 

Lo más sorprendente fue que encontraron que alrededor de dos tercios de los que experimentaron parálisis del sueño estaban convencidos de que los extraterrestres ya habían caminado entre nosotros, en comparación con solo el 3.4 por ciento de la muestra total.

Un poco menos del 60 por ciento de los participantes que habían sufrido parálisis del sueño también dijeron que pensaban que las experiencias cercanas a la muerte prueban que el alma vive después de la muerte, mientras que aquellos con síntomas de insomnio más fuertes eran más propensos a creer en el diablo.

“Como [la parálisis del sueño] involucra diferentes tipos de alucinaciones, incluidas auditivas y visuales, y [el síndrome de la cabeza explosiva] generalmente involucra una explosión, nuestros hallazgos sugieren que la creencia en extraterrestres puede estar asociada con trastornos del sueño que producen sonidos o imágenes”, escriben los autores del estudio. 

“Por lo tanto, una explicación para estas asociaciones es que alguien que experimente sonidos o imágenes asociadas con el sueño podría interpretar esto como evidencia de que existen extraterrestres u otros seres sobrenaturales”, agrega.

Se requerirá más investigación para probar esta teoría y examinar las asociaciones causales entre la calidad del sueño y las creencias paranormales. Mientras tanto, los investigadores dicen que sus hallazgos podrían ayudar a los médicos a diagnosticar trastornos del sueño entre los pacientes que respaldan tales ideas.

Sin embargo, en última instancia, dicen que los “mecanismos subyacentes a estas asociaciones son probablemente complejos y deben explorarse más a fondo para comprender completamente por qué las personas a veces informan ‘cosas que chocan en la noche'”.


También lee:
· Casa en venta se vuelve viral aparentemente por mostrar a una niña “fantasma”
· ¿Cuáles son los estados más embrujados de Estados Unidos?
· Videos espeluznantes muestran “sucesos paranormales” dentro de esta antigua funeraria de Gran Bretaña