Hombre mató a su cuñada y sobrina con un hacha en su hogar: acusación en NJ

Un hombre fue acusado del doble asesinato de su cuñada y su sobrina, semanas después de que las dos fueran encontradas muertas a hachazos en su casa en Nueva Jersey

Agente de la Policía estatal de Nueva Jersey (NJSP).

Agente de la Policía estatal de Nueva Jersey (NJSP). Crédito: Jamie Squire | Getty Images

Everoy L. Morrison fue acusado como sospechoso del doble asesinato de su cuñada y su sobrina, semanas después de que las dos fueran encontradas muertas a hachazos en su casa en Nueva Jersey.

Morrison (44) fue acusado el lunes de dos homicidios y varios cargos de armas en relación con su cuñada Keisha Morrison, de 45 años, y su hija Kelsey Morrison (9), halladas muertas en su casa el 18 de abril, anunció el fiscal del condado Union, William A. Daniel y la jefa de policía de Roselle, Stacey Williams.

Si es declarado culpable, Everoy se enfrenta a cadena perpetua. El sospechoso había estado viviendo en el sótano de la casa durante más de dos años, pero recientemente le dijeron que se mudara y no lo había hecho. La familia dijo como motivo del crimen que tal vez tenía envidia de la vida de su hermano Gary, esposo y padre de las víctimas, acotó NBC News.

Los cargos se derivan de los hechos que salieron a la luz el 18 de abril. Ese día, justo antes del mediodía, los oficiales de policía de Roselle fueron llamados a una casa en West 7th Avenue luego de un informe de dos personas desaparecidas: la joven Kelsey no se presentó a la escuela y nadie había sabido nada de su madre, Keisha.

Gary, esposo de Keisha y hermano del ahora acusado, corrió a casa para investigar y encontró sábanas ensangrentadas en su habitación, dijo su hermana Atasha Scott. Una búsqueda posterior descubrió los cuerpos de ambas mujeres debajo de una cama, según los fiscales.

“Las envolvió en sábanas y las metió debajo de la cama de mi sobrina”, detalló Scott. También se encontró lo que parecía ser el arma homicida, un hacha ensangrentada, metida entre dos colchones en su habitación.

Antes de que la policía respondiera a la casa, Everoy se fue en el nuevo BMW de Keisha, que acababa de comprar hacía una semana. La policía rastreó el automóvil hasta Maryland, donde lo arrestaron y acusaron de robar el automóvil. Luego los cargos en su contra fueron elevados.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.  

En un caso similar, el mes pasado una mujer fue detenida en Nueva Jersey a donde huyó tras matar a su hijo de 11 años en Pensilvania.

En marzo tres miembros de una familia murieron después de que un padre baleó a su esposa e hijo adolescente y luego a sí mismo en Morris, uno de los condados más ricos de Nueva Jersey.

Ese mes también en ese estado un electricista llamó a un pariente para confesar que había matado a balazos a su esposa peluquera y a sus dos hijos adolescentes antes de suicidarse en su hogar.

En febrero una abuela dominicana apuñaló brutalmente a su nieta de 7 años en su apartamento en El Bronx (NYC) y esta semana fue declarada apta para ir a juicio, dijeron los fiscales.

En julio una madre hispana de 36 años se quitó la vida después de matar a sus tres hijos en su hogar en la localidad Danbury en Connecticut.

En octubre un hombre le disparó fatalmente a su madre y su esposa y luego condujo más de 12 millas hasta un campo de tiro en Newstead (NY), donde mató a su padre y luego a sí mismo.

Busque ayuda

En esta nota

Nueva Jersey Violencia Doméstica

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain