Renunció la presidenta de la Universidad de Pensilvania tras acusaciones de antisemitismo

Liz Magill presentó voluntariamente su renuncia como presidenta de la Universidad de Pensilvania, dijo el presidente de la junta directiva, Scott Bok, quien horas después también dimitió a su cargo

Magill dijo que era un “privilegio” y un “honor” servir a la universidad.

Magill dijo que era un “privilegio” y un “honor” servir a la universidad. Crédito: Kevin Dietsch | Getty Images

Luego de recibir múltiples críticas por antisemitismo, la presidenta de la Universidad de Pensilvania, Liz Magill, renunció a su cargo el sábado.

“Le escribo para compartir que la presidenta Liz Magill ha presentado voluntariamente su renuncia como presidenta de la Universidad de Pensilvania”, dijo el presidente de la junta directiva, Scott Bok, en un correo electrónico a los exalumnos de la universidad citado por The Hill. “Ella seguirá siendo miembro titular de la facultad de Penn Carey Law”.

Y añadió: “En nombre de toda la comunidad de Penn, quiero agradecer a la presidenta Magill por su servicio a la Universidad como presidenta y desearle lo mejor”.

Magill, según difundió el medio, dijo que era un “privilegio” y un “honor” servir a la universidad.

“Ha sido un privilegio para mí servir como presidenta de esta notable institución”, dijo. “Ha sido un honor trabajar con nuestros profesores, estudiantes, personal, exalumnos y miembros de la comunidad para promover las misiones vitales de Penn”.

Más renuncias

Pocas horas después, el mismo Bok renunció a su cargo, según un comunicado publicado por el periódico estudiantil Daily Pennsylvanian. “Llegué a la conclusión de que, para mí, ahora era el momento adecuado para partir”, explicó.

En el lugar de Bok asumirá la vicepresidenta de la junta, Julie Platt, quien servirá hasta que se nombre un sucesor, informó la universidad.

“Como vicepresidenta de la junta directiva de la universidad durante estos últimos meses, he trabajado duro desde adentro para abordar los crecientes problemas de antisemitismo en el campus. Desafortunadamente, no hemos logrado todo el progreso que deberíamos y que pretendemos lograr”, declaró Platt, según recogió NBC News.

Platt añadió que el cambio de liderazgo en Penn era “necesario”.

Presión en contra de Magill

La renuncia de la presidenta Liz Magill se produce luego de horas de presión de distintos sectores para que dejara el cargo.

Una coalición bipartidista de más de 70 legisladores pidieron la renuncia de los presidentes de la Universidad de Harvard, la Universidad de Pensilvania y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), luego de una polémica comparecencia en el Congreso.

En esa audiencia, las tres presidentas dijeron que dependería del contexto si los comentarios que pedían genocidio del pueblo judío se considerarían acoso.

Desde entonces, una ola de dirigentes rechazaron las declaraciones. El portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, dijo: “Es increíble que sea necesario decir esto: los llamamientos al genocidio son monstruosos y antitéticos a todo lo que representamos como país”.

Otro ejemplo es el del gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro, quien dijo que la respuesta de Magill era “inaceptable”.

Después de sus polémicas declaraciones en el Congreso, Magill salió a rectificar en un video público, pero no fue suficiente para evitar su posterior renuncia.

“No me centré, pero debería haberlo hecho, en el hecho irrefutable de que un llamado al genocidio del pueblo judío es un llamado a algunas de las violencias más terribles que los seres humanos pueden perpetrar”, dijo en el video compartido en X, antes llamado Twitter. “Es malvado, simple y llanamente”, añadió Magill.

Sigue leyendo:

En esta nota

antisemitismo

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain