Reportan primera muerte de un oso polar por gripe aviar en Alaska

La reciente muerte de un oso polar a causa de la gripe aviar en el distrito North Slope de Alaska subraya el alcance global de las enfermedades infecciosas, incluso en los hábitats remotos del Ártico

Primer informe mundial sobre la muerte de un oso polar por gripe aviar en Alaska.

Primer informe mundial sobre la muerte de un oso polar por gripe aviar en Alaska. Crédito: VOLKER HARTMANN/DDP/AFP | Getty Images

Por primera vez, un oso polar ha sido víctima de la cepa de gripe aviar H5N1 de la influenza aviar altamente patógena (HPAI), lo que marca un hito preocupante en la propagación de enfermedades infecciosas en algunos de los ecosistemas más aislados del mundo.

El oso que murió, vivía en los paisajes gélidos y remotos del distrito North Slope de Alaska, cerca de la comunidad de Utqiagvik, y representa, para los científicos y ambientalistas, un descubrimiento sombrío.

La primera víctima de oso polar HPAI H5N1

En octubre, los funcionarios locales tropezaron con un oso polar muerto, un evento que normalmente pasaría desapercibido en las vastas extensiones del Ártico.

Sin embargo, pruebas posteriores realizadas en diciembre por el Departamento de Conservación Ambiental de Alaska, confirmaron una causa de muerte sorprendente: el virus de la gripe aviar HPAI H5N1. 

Este caso no solo es el primero de los osos polares, sino que también es significativo porque significa la penetración de enfermedades infecciosas en regiones que antes se consideraban aisladas debido a sus duras y aisladas condiciones.

De las aves a los osos: la amenaza en expansión 

Si bien el riesgo de HPAI H5N1 para los humanos sigue siendo bajo, su impacto en la vida silvestre es devastador y de gran alcance. En toda América del Norte, millones de aves, tanto silvestres como domésticas, han sucumbido al virus.

La enfermedad también se ha cobrado la vida de otros mamíferos, incluido un cachorro de oso negro y varios zorros en Estados Unidos. 

El oso polar cerca de Utqiagvik probablemente contrajo el virus después de hurgar en cadáveres de aves infectadas, un comportamiento común entre los osos polares, pero que ahora conlleva nuevos riesgos. 

Según el doctor Gerlach, las condiciones frías hacen que el virus pueda persistir durante algún tiempo después de la muerte del huésped. “Si un ave muere a causa de esto, especialmente si se mantiene en un ambiente frío, el virus puede mantenerse por un tiempo en el ambiente”, dijo Gerlach a The Guardian.

La persistencia del virus en ambientes fríos exacerba aún más la amenaza, permitiendo que la enfermedad siga siendo viable mucho después de que su huésped haya muerto.

Nueva amenaza para las poblaciones vulnerables de osos polares

La población mundial de osos polares ya está asediada por los efectos del cambio climático, principalmente por la pérdida de sus hábitats críticos de hielo marino. Clasificadas como vulnerables por la Lista Roja de la UICN e incluidas en la lista de especies de animales en peligro de extinción de Estados Unidos, estas majestuosas criaturas enfrentan una nueva y potencialmente grave amenaza de enfermedades infecciosas emergentes como HPAI H5N1. 

La reciente muerte en Alaska podría representar solo la punta del iceberg, ya que muchas muertes de osos polares en áreas remotas probablemente pasen desapercibidas.

La muerte de un oso polar a causa de la gripe aviar en Alaska es un señalamiento de la interconexión de los ecosistemas y del impacto de gran alcance de las enfermedades infecciosas.

A medida que estos patógenos cruzan las barreras de las especies e infiltran incluso los rincones más aislados del mundo, el incidente subraya la necesidad de un seguimiento atento y un enfoque proactivo para la conservación de la vida silvestre.

Dado que los osos polares ya enfrentan amenazas existenciales debido al cambio climático, este nuevo desafío resalta la urgencia de los esfuerzos globales para comprender y mitigar los impactos de las enfermedades emergentes en las poblaciones animales vulnerables.

La tragedia en el distrito North Slope de Alaska sirve como un llamado a la acción para proteger estos símbolos icónicos del Ártico y los frágiles ecosistemas que habitan.

Sigue leyendo:
· Alerta en Argentina: Brote de gripe aviar cobra la vida de 220 flamencos en el noroeste del país
· La gripe aviar provoca la matanza de 1.8 millones de pollos en Nebraska
· Arqueólogos descubren un raro cementerio medieval en Gales con “esqueletos bien conservados”

En esta nota

Alaska

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain