¿Alguien podría detener a Trump?

Aquí te explicamos lo que es el “elector sin fe”, cómo se aplica y cuáles serían las consecuencias

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
¿Alguien podría detener a Trump?
Miles de personas han salido a las calles a protestar contra la elección de Trump.

Esta pregunta ha rondado en la cabeza de quienes temen al gobierno de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, pero ¿es posible evitar que ocupe la Casa Blanca?

El complejo sistema electoral de este país tiene recovecos que algunos políticos pueden utilizar bajo riesgo de ser denostados.

“Como las listas electorales son escogidas típicamente por el partido político o el candidato presidencial del partido, los electores generalmente tienen alta lealtad al partido y a su candidato: un ‘elector sin fe’ corre un mayor riesgo de censura de partido que cargos criminales”, explica el Colegio en su sitio de internet.

Como bien sabemos, el presidente no es elegido directamente por los ciudadanos. Sí, ellos votan y el ganador obtiene al menos 270 de los votos electorales, pero es el Colegio Electoral el que debe confirmar esa votación.

El 19 de diciembre, según el calendario del Colegio, será cuando vote por presidente y vicepresidente.

Hay una regla no escrita que indica que los miembros de ese grupo deben confirmar la decisión popular, es decir, votar por el presidente que ganó, en este caso otorgar 279 votos a Trump.

Sin embargo, alguien puede señalar que es “elector sin fe”, es decir, negar su voto al ganador, pero, de nuevo, es un movimiento muy arriesgado y el republicano debería tener al menos 10 votos en contra para no tener la mayoría que se requiere.

La página oficial del grupo indica que hasta el momento ha habido ninguna elección presidencial que haya sido afectada por ese proceso, aunque ha habido quienes apelan a la figura de “elector sin fe”.

En el año 2000, la electora Barbara Lett-Simmons, de Washington, eligió no votar, en lugar de votar por Al Gore como ella se había comprometido a hacer. Esto se hizo como un acto de protesta contra Washington… Su abstención no cambió quién ganó las elecciones presidenciales de ese año, ya que George W. Bush recibió una mayoría (271) de los votos electorales”, explica el Colegio.

Debido a las duras críticas hacia el presidente electo Trump, alguno de los electores podría no respaldarlo, pero eso es improbable, a menos que quiera arriesgarse a enfrentar cargos criminales o a sepultar su carrera política.

Te recomendamos