Asesinan a familia de policía inculpado en masacre

MÉXICO, D.F. – El policía Miguel Ángel Barraza es en este momento el ser más atormentado por las batallas del crimen organizado: presuntos Zetas mataron a sus padres y hermano por considerarlo “traicionero” y “soplón”, mientras las autoridades lo detuvieron por ser un “halcón” (informante) de los criminales que quemaron a 52 personas en el casino Royale.

En medio de los fuegos, el resto de los Barraza fue sorprendido la tarde de ayer en la sala de su hogar, poco antes de las 5:00 de la tarde.

“Quedaron bocabajo, desangrados, cuando llegamos tenían más o menos 15 minutos de haber muerto”, reveló a La Opinión Ángel Flores, el paramédico de la Cruz Verde que acudió a la llamada de emergencia a la pequeña casa de una planta pintada de verde olivo ubicada en una colonia popular.

. Las primeras hipótesis de la procuraduría de Justicia Estatal apuntan a que fueron ejcutados por un asesino solitario que disparó con una pistola calibre .45 y dejó un escueto mensaje donde se leía “por peinado y traicionero”.

Por la mañana la Procuraduría General de la República(PGR) había dado a conocer las fotografías de cuatro de los presuntos autores intelectuales de la masacre perpetrada el 25 de agosto.

Francisco Medina, líder del grupo; Baltasar Saucedo Estrada, el segundo a cargo; Roberto Carlos López Castro y José Alberto Loera Rodríguez son parte de las 18 personas que busca la PGR como sospechosos de haber provocado el incendio en la casa de apuestas.