Buscan darle un ‘break’ a jóvenes no violentos

NUEVA YORK- El juez Jonathan Lippman quiere reformar el sistema de justicia juvenil, y ayer hizo un llamado para elevar la edad mínima para que un joven sea juzgado como adulto a los 18 años.

Actualmente, un menor puede ser juzgado como adulto en el estado de Nueva York a partir de los 16 años.

Cada año, entre 45,000 y 50,000 jóvenes de 16 y 17 son arrestados y juzgados como adultos – “la gran mayoría por crímenes menores”, dijo Lippman. “En realidad, ¿queremos que estos jóvenes sean procesados como adultos en un sistema que se enfoca en castigar e encarcelar?”, preguntó el juez, agregando que apoyará medidas que cambien esta situación.

Hablando en un desayuno en la Universidad de Fordham, el juez pidió que jóvenes de 16 y 17 acusados de crímenes no violentos sean procesados como juveniles – no adultos – bajo la Ley de la Corte Familiar (Family Court Act).

El juez Lippman observó que sólo el estado de Carolina del Norte juzga a los jóvenes de 16 como adultos y que la ciencia ha demostrado que los cerebros de jóvenes no están suficientemente desarrollados como para entender las consecuencias de sus actos.

Este cambio no afectaría la forma en que se juzgan crímenes los violentos; la edad mínima para ser juzgado como adulto por un homicidio en el estado de Nueva York es 13 años.

Los directores de la organización Citizens Crime Commission of New York City y New York Center of Juvenile Justice aplaudieron la propuesta. “Esto es un asunto crítico”, apuntaron en un comunicado. “Estamos de acuerdo que jóvenes de 16 y 17 que cometen crímenes no violentos, de baja seriedad, deberían ser juzgados como juveniles”.