Consejos de defensa personal para personas mayores

Nueva York/EDLP – El cruel y violento ataque a un anciano en Parkchester la semana pasada, ha dejado a personas de la tercera edad con cierto temor, entrevistados dijeron ayer a El Diario.

Usar el sentido común y andar atento, son quizás las mejores medicinas para evitar caer en la mira de algún asaltante. Para que neoyorquinos de la tercera edad sigan siendo independientes y seguros, la agencia municipal para atender las necesidades de las personas mayores (Department of the Aging) y el Instituto Puertorriqueño/Hispano para Personas Mayores ofrecen los siguientes consejos de seguridad:

– Llame de inmediato al 911 si usted ha sido víctima de un robo u otro ataque.

– Camine en áreas iluminadas y esté pendiente de lo que ocurra a su alrededor

– Saque su llave antes de llegar a la puerta.

– No se monte a un ascensor con una persona desconocida, si usted piensa que le ha perseguido

– No abra la puerta a personas desconocidas o deje que las personas desconocidas entren detrás de usted al edificio. Si tiene una cita, pregunte por identificación de la persona antes de dejarla entrar.

– Su salud es más importante: no luche con un agresor que quiere robarle la cartera u otra pertenencia. Entregue todo lo que le pidan e intente grabar detalles sobre la apariencia física del agresor en su memoria.

– Nunca entregue su dirección, número de tarjetas de crédito, de Medicaid o de seguro social por teléfono.

– No saque mucho dinero del banco y no lo saque en los primeros días del mes cuando recibe el cheque de beneficios; los ladrones saben cuando la gente deposita sus cheques y la persigue al salir del banco. Si es posible, visite el banco con otra persona.

– No guarde grandes cantidades de dinero en efectivo en su hogar; solo lo que necesita en una emergencia. No cuente a nadie menos a un familiar o una persona de confianza donde tiene escondido el dinero.

– Si piensa que alguien lo está persiguiendo, pare en una tienda o negocio y diga algo; no siga a la casa donde le pueden robar.

– Esconde las joyas o el oro debajo de la ropa si las lleva puestas. Muchas tiendas están ofreciendo dinero en efectivo por el oro y esto ha aumentado el número de robos en toda la ciudad.

– Si usted o alguien que conoce ha sido víctima de un robo o un ataque, comuníquese con el Programa de Víctimas del Crimen del Instituto Puertorriqueño/Hispano Para Personas Mayores llamando al (212) 677-4181 o en el (718) 292-5601.

Allí, la gente mayor puede aplicar para recibir reembolsos para el dinero o pertenencias robadas o dañadas en medio de un crimen y también ser conectado a servicios psicológicos que le pueden ayudar a superar el trauma y el miedo.