Hispanos discriminan a los afrolatinos

NUEVA YORK – La comunidad afrolatina enfrenta discriminación y sexismo en Nueva York, al igual que en países de Centro y Sudamérica, destacaron ayer activistas, intelectuales y líderes destacaron en la conferencia Afrolatinos Now, realizada en El Museo del Barrio.

Miriam Jiménez, directora ejecutiva de Afro Latino Forum, dijo que el ciclo de conferencias y talleres de tres días, es parte de una batalla constante por lograr respeto y reconocimiento.

Jiménez apuntó que los afro latinos son invisibles en Estados Unidos y en sus países de origen. Subrayó que el racismo sigue golpeando a los inmigrantes de descendencia africana.

“Nuestros países se construyeron sobre nuestros hombros, pero los libros de historia no premian nuestro aporte. No nos tenemos que disculpar por ser negros. Estamos aquí diciendo basta a la violencia contra nuestra comunidad”, agregó Jiménez.

La activista subrayó que los afro latinos continúan siendo segregados por los latinos. Destacó que la alianza con la comunidad afroamericana es más fuerte; sin embargo, se busca la integración y la hermandad con los hispanos que no tiene raíces africanas.

“Los no afrolatinos y latinos blancos no nos reconocen como parte de ellos”, destacó.

Jiménez dijo que el afrolatino y el latino es cómplice del racismo que sufre.

“No deberíamos asumir como insulto el que nos llamen negros o indios. Si no mostramos orgullo por lo que somos, jamás acabaremos con la discriminación que hemos sufrido por siglos”, resaltó.

Por su lado, la garífuna Bertha Arzú, quien impartió la conferencia Género y Sexualidad, dijo que la mujer afrolatina está en mayor desventaja que la mujer latina. “Ser mujer, ser pobre y ser negra es una desafío en una sociedad sexista”.

Arzú subrayó que los estereotipos negativos afectan la salud mental y emocional de la mujer afro latina.

“No sólo servimos para sexo. Estamos cansadas de recibir calificativos de promiscuas”, aseguró.

La afro mexicana Yolanda Wilson, residente de Ohio, dijo que su comunidad está olvidada en los rincones más pobres de su país y de Estados Unidos.

“No existimos para nuestros hermanos. Negros y mexicanos nos rechazan. ¿Qué somos? Tenemos un grave problema de identidad”, añadió.

Wilson dijo que mucho se habla de los crímenes de odio y los constantes conflictos entre afroamericanos y latinos; sin embargo, el racismo de los blancos hacia las personas negras y los hispanos, es un tema que poco a poco se olvida.

“No se trata de identificar enemigos, sino de ser tolerantes. Debemos amar lo que somos. Nacer negra y mexicana no es una maldición”, indicó la estudiante de sociología, agregando que México debe sacar de la oscuridad a su comunidad de raíces africanas.