Alertan a los taxistas ‘livery’

NUEVA YORK – Con el inicio de la temporada navideña, la Federación de Taxistas de Nueva York recomendó a los trabajadores del volante adoptar mayores medidas de prevención contra el crimen para protegerse durante las festividades, entre ellas la de no recoger pasajeros en la calle y mantener cerrada la partición antibalas de los vehículos.

“Actualmente hay muchas personas desesperadas que no encuentran empleo y salen a la calle a buscar dinero fácil, y más durante las festividades, y ven a los taxistas como un blanco fácil”, dijo Fernando Mateo, portavoz de la Federación.

La recomendación de Mateo se produjo a raíz del brutal asalto que casi le cuesta la vida al taxista Suzzath Ali, de 51 años, quien ha decidido entregar su licencia de taxi a la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) después de 12 años tras el volante, al vivir en carne propia el riesgo que conlleva el trabajo de taxista.

En rueda de prensa frente a la comisaría 47 de El Bronx, el sobrino de Ali, Rubel Ali, reveló que su tío recibió 50 puntos de suturas en la cara, la cabeza y las manos, luego de ser golpeado salvajemente con una pistola por tres pasajeros que recogió ilegalmente en el Whitestone Multiplex Cinema, el sábado pasado, cerca de las 2:30 p.m., descritos por la policía como una mujer y un hombre hispanos, y un hombre afroamericano.

“Ellos les pidieron a mi tío que los llevara a Boston Road con Baychester, y cuando llegaron cambiaron de destino y pidieron que los llevaran a la avenida Grace. A mi tío le dio un mal presentimiento”, explicó Ali. “Cuando llegaron a Grace, la mujer agarró a mi tío por el cuello y los hombres se pasaron al asiento delantero y lo golpearon con la pistola en la cabeza”, agregó.

Ali dijo que su tío Suzzath, durante el ataque, sólo pensó en sus tres hijos de 10, 12 y 16 años, y creyó que ése sería el último día de su vida.

“Los asaltantes se llevaron el vehículo”, dijo Ali. “Mi tío, con el rostro destrozado y sangrando, empezó a gritar pidiendo ayuda, pero nadie lo ayudó”, agregó.

Suzzath Ali, según su sobrino, consiguió caminar hasta un motel del área, “pero en el motel no lo dejaron entrar ni le dieron ayuda”.

“Gracias a un buen samaritano que pasaba por la calle y llamó a la policía, mi tío fue internado en el hospital Jacobi, donde fue atendido y dado de alta el mismo día”, agregó Ali. “Mi tío y toda nuestra familia estamos preocupados y esperamos que los responsables sean apresados cuanto antes y sometidos a la justicia”, señaló.

La policía encontró el taxi poco después del hecho en la calle 222 y la avenida Wickham.

Mateo dijo que la historia de Ali muestra que la ciudad debe hacer más para proteger a los taxistas.

“Nos preocupa el plan del alcalde Bloomberg que busca legalizar la recogida de pasajeros en las calles”, dijo Mateo.

“Recoger en el Bajo Manhattan y en los aeropuertos es seguro, porque hay mucha vigilancia policial, pero en los condados fuera de Manhattan es peligroso, así que esperamos que -de legalizarse la recogida en las calles- la medida venga acompañada con un plan para proteger mejor a los taxistas livery“, señaló.

Las autoridades piden a cualquier persona con información, llamar a Crime Stoppers al 1-800-577-TIPS, o enviando mensajes de texto al TIP577 to CRIMES, o visitando el NYPDCrimeStoppers.com.