Congelarían un año las deportaciones

Se preparan programas pilotos para analizar miles de casos pendientes
Sigue a El Diario NY en Facebook

Washington, D.C. – En cuatro días más se iniciarán los dos programas pilotos para revisar los primeros casos de deportaciones pendientes, que suman 300 mil. Como primera medida la Oficina Ejecutiva de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) anunció que las audiencias en cortes, programadas para diciembre 2011 y enero de 2012, se pospusieron como mínimo por un año.

En agosto pasado, el gobierno anunció la consideración caso a caso de deportaciones irresueltas. Baltimore y Denver son las dos jurisdicciones donde comenzará el proceso, el próximo 4 de diciembre, con la reevaluación de los primeros expedientes -los más antiguos en el sistema-.

De acuerdo a datos de TRAC en la Universidad de Syracuse, en el año fiscal 2011, la corte de inmigración en Baltimore cuenta con 1,979 casos en espera, mientras Denver tiene 4,098.

A mediados de este mes, la Administración anunció que congelaría los casos de las personas en estas jurisdicciones, que no estén detenidas. EOIR emitió un documento ayer, donde se concreta este paso. “Para efectuar los proyectos pilotos de discreción procesal, estamos reprogramando las audiencias de individuos que no estén detenidos para otra fecha, bajo nuestra autoridad reguladora”.

Según Gregory Chen, director del área de abogacía de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), “los casos están siendo postergados para 2013 y en algunos casos 2014”.

Los Departamentos de Justicia (DOJ) y Seguridad (DHS) a cargo de la revisión, no han dado detalles respecto a cuántos casos están siendo congelados bajo este criterio, ni tampoco respecto a si se utilizará el mismo proceso en otras localidades del país, cuando se expanda a nivel nacional.

Fuentes al interior de DHS aseguraron que “se tomó esta decisión, para que los jueces que hubieran examinado esos expedientes, se concentren en los proyectos pilotos y acelerar ese proceso”.

La medida permitirá que las personas no detenidas que tenían audiencias en Baltimore y Denver, permanezcan en el país al menos un año. No obstante, Chen enfatiza que esto podría cambiar.

“Están entregando un estimado. Pero es posible que ahora se esté posponiendo un caso y si su carga de trabajo disminuye, ya que han logrado avanzar rápido, entonces cambien nuevamente la fecha y la adelanten”, dice.

En una notificación pública, EOIR especificó además que si se necesita tener una audiencia con anterioridad a 2013, debe enviarse una nota por escrito. Algunos de los ejemplos explicados en los que esta opción se aplicaría, serían el otorgamiento inminente de alivio administrativo, una crisis de salud que necesite acción inmediata de un juez de inmigración, entre otros. Al mismo tiempo, las audiencias de personas detenidas seguirán su curso regular.

Los programas piloto se extenderán hasta el 13 de enero. Ahí el gobierno realizará una evaluación de cuánto tiempo está tomando la revisión y qué prácticas se necesita mejorar, antes de expandir el proceso a nivel nacional.