Muertos en tiroteo universitario

Muertos en tiroteo universitario
Un oficial de la policía resguarda la escena donde se ve a una de las dos personas muertas ayer en la Universidad Tecnológica de Virginia (Virginia Tech), en la ciudad de Blacksburg, Va.
Foto: AP / The Roanoke Times, Matt Gentry

Nueva York/Servicios EDLP – Un policía de la Universidad Tecnológica de Virginia y otra persona murieron ayer en el campus, escenario en 2007 de una matanza. Se cree que uno de los muertos sea el atacante ya que se encontró un arma de fuego cerca del cadáver.

La administración de esa universidad, vecina de la ciudad de Blacksburg en el sudoeste de Virginia, indicó en su página de Internet que el primer incidente ocurrió “durante una inspección rutinaria de tráfico en el estacionamiento del Coliseo, cerca del edificio McComas Hill”, que es el mayor gimnasio de la escuela.

“Durante la inspección, el oficial fue herido de bala y murió”, indicó el informe.

Los testigos dijeron a la policía que el atacante huyó a pie hacia el estacionamiento Cage donde luego fue hallado otra persona muerta.

La administración universitario había alertado que el sospechoso continuaba prófugo y pedía cautela a los estudiantes y personal de la universidad.

“Permanezcan puertas adentro, aseguren las puertas”, añadió el aviso.

Los mensajes describieron al sospechoso como un hombre blanco, vestido con ropas de ejercicio color gris y una chaqueta color morado con capucha.

La Universidad Tecnológica presentaba ayer una apelación a una multa de 55.000 dólares impuesta por el Departamento de Educación de Estados Unidos porque la administración universitaria no dio los avisos oportunos cuando un estudiante recorrió en abril de 2007 el predio y mató a 32 personas.

El atacante, identificado como Cho Seun-Hui y de 23 años, mató primero a dos estudiantes en el edificio residencial West Ambler Johnston.

Luego Cho se dirigió al Norris Hall, dos horas después, donde continuó con sus disparos indiscriminados que mataron a 30 personas más y tras lo cual se disparó un tiro a sí mismo.

Lo ocurrido en Virginia Tech, con un saldo total de 33 muertos y 23 heridos, fue la segunda matanza más grave ocurrida en una institución educativa en la historia de Estados Unidos.

“Es muy loco que luego de lo ocurrido aquí en el 2007 alguien intente algo similar”, dijo el estudiante Corey Smith, de 19 años.