Gran año para el pugilismo mexicano

México – El 2011 fue uno de los mejores años en la historia del boxeo mexicano, al terminar con 15 campeones mundiales, destacando hazañas de Erik Morales y Jorge Arce y los combates de Juan Manuel Márquez y Hernán “Tyson” Márquez.

El tijuanense Érik Morales se convirtió en el primer tetracampeón absoluto del país, al adjudicarse el título superligero del CMB por nocaut ante Pablo César Cano el 17 de septiembre en Las Vegas, Nevada.

El “Terrible” volvió a tener una gran noche en “la ciudad del juego” y en la Arena Garden del hotel casino MGM Grand se convirtió en el primer mexicano con cuatro cinturones absolutos en diferente peso.

El sinaloense Jorge “Travieso” Arce siguió sus pasos y se convirtió en el primer latino con títulos en cinco diferentes categorías.

Julio César Chávez Carrasco, por su parte, se convirtió en el primer peleador nacido en México en conseguir el título de peso medio, mientras que Saúl “Canelo” Álvarez finalmente consiguió el superwelter, ambos del CMB.

El jalisciense Ábner Mares se consolidó como uno de los mejores gallo al vencer en dos ocasiones al ghanés Joseph Agbeko, y Hernán Márquez dio cuenta en igual número de ocasiones a Luis Concepción para convertirse en el mejor mosca del orbe.

Además, “Tyson” Márquez es candidato para obtener el premio de la mejor pelea del 2011 ante “Nica” Concepción, la cual se realizó el 2 de abril en la Arena Roberto Durán en Panamá.

Otro peleador que dio la cara por México fue el capitalino Juan Manuel Márquez, quien ofreció la mejor pelea de su carrera contra el filipino Manny Pacquiao el 12 de noviembre, pero fue despojado del triunfo por los jueces.