¿Regreso con mi ex, o no?

¿Le darías una oportunidad a quien te dejó y ahora quiere volver? Cuando alguien te quiere de verdad, aunque hayan muchos problemas en la relación, buscará mil soluciones antes de acabar contigo. Quien ama no se rinde fácilmente y lucha hasta que no hay más remedio. Si alguien te dejó y te rompió el corazón sin una buena justificación, realmente no te amaba.

Solo hay cinco razones justificables por las cuales alguien merece que lo abandonen, aun cuando todavía exista el amor. Un amante se puede alejar de ti con muchísima razón si tú:

1. Eras adúltero o adúltera y pusiste los cuernos sin consideración. 2. Eras un adicto a las drogas, alcohol o cualquier tipo de vicio. 3. Le maltratabas verbal o físicamente (¡qué horror!) 4. Tu pereza y pésimo manejo del dinero destrozó la economía del hogar. 5. Padecías de celos excesivos y no infundados que convirtieron su existencia en un infierno.

Cuando estas condiciones existen, ¡aunque te quisieran de verdad seria un martirio poder vivir contigo! Por eso, ¡bien merecido tenías que te dejaran! Pero ¡cuidadito con quien quiera volver contigo, después de haberte dejado sin ninguna razón justificada poniendo como excusas de su alejamiento razones como: “Ay, mi amor, perdóname, es que yo estaba confundido…”, “Cuando me fui sin avisarte es que necesitaba mi espacio”, “Es que esa mujer me sedujo y me obligó a alejarme de ti… pero yo te seguía queriendo…”.

Esas son algunas de las “excusas baratas” que muchos ex quieren hacer que creamos para volver con nosotros. Aquí no importa cuánto te rueguen y lloren (escucha bien: ¡son lágrimas de cocodrilo!): porque en realidad, si te quería -y no le diste ninguna de las cinco razones que te enumeré antes- no había justificación para alejarse. Y si vuelves, estás expuesto a que lo haga otra vez.

Si pusiste tu alma en aquella relación y él o ella te tiró como “periódico de ayer” sin justificación alguna, sigue tu camino y no mires atrás. Yo no creo en eso de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Te aseguro que todavía tienes muchas cosas bellas por vivir como para perder el tiempo con alguien que no te supo valorar.